• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Somos una generación que hicimos una revolución democrática, sostuvo Morales.

Somos una generación que hicimos una revolución democrática, sostuvo Morales. | Foto: ABI

Publicado 17 agosto 2015

El Presidente de Bolivia se refirió a los problemas que está enfrentando el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela y de Dilma Rousseff en Brasil.

El presidente boliviano, Evo Morales, sostuvo que “especialmente en Suramérica, los países son antiimperialistas” y advirtió que “el imperio divide para tratar de derrotar a los Gobiernos progresistas”.

En una entrevista publicada por el diario Página/12, de Argentina, el mandatario expresó: "Nos preocupa el caso de Venezuela, sobre todo por los problemas económicos. La posición bolivariana y revolucionaria está firme pese a las agresiones políticas y económicas, o las agresiones parlamentarias como en Brasil".

Según el jefe de Estado, “hay una ofensiva contra los países con Gobierno antiimperialistas”, con diversas formas de “agresión política, como los chantajes y los condicionamientos a Venezuela”, exclamó.

Lea también: Presión mediática intenta opacar popularidad de Lula en Brasil

Además, resaltó que “no son tiempos de imperios, sino de pueblos; no estamos en tiempos de oligarquía, sino de los movimientos sociales”.

Al referirse a la ofensiva imperialista contra varias naciones del área, manifestó que la historia se repite, pero el pueblo siempre va a apoyar y a ratificar al gobierno que los respaldó y liberó.

Morales se refirió al papel protagónico que tiene Estados Unidos como desestabilizador: “Es muy claro con Venezuela. Y los fondos buitre ¿de dónde vienen? Los fondos buitre tienen sus estructuras económicas para chantajearnos en Estados Unidos”, resaltó.

En el mismo sentido, el mandatario hizo alusión a Brasil, donde el pasado domingo miles de personas tomaron las calles y exigieron la destitución de la presidenta Dilma Rousseff, manifestaciones que fueron convocadas por la oposición.

"Siento que la agresión a Dilma es política, un golpe a través del Congreso. Siento que el imperio quiere quitar el patrimonio político del PT (Partido de los Trabajadores)”. Además, aseveró que “ya no es solo contra Dilma, también contra (el expresidente Luiz Inácio Da Silva) Lula".

Lea también: Ante el agotamiento de la democracia representativa, urge mirar hacia las democracias suramericanas

En la entrevista, el mandatario de Bolivia hizo referencia a la visita que realizó a Brasil, donde pudo ver al papa Francisco. “Dilma nos invitó y yo fui. Vi al papa Francisco, quien me dijo que me acompañaba con bendiciones y oraciones” aseveró.

Fui al Vaticano el año pasado, hablamos de la demanda de mar que tenemos con Chile y de las Malvinas. Lo invité y aceptó venir. Al escuchar sus oraciones y bendiciones tenemos mucha confianza y fortaleza. En un momento le dije: ‘ahora sí tengo Papa’, recordó.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.