• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Sirios huyen del país tras la crisis humanitaria que se ha generado por ataques del (EI). (Foto: Reuters)

Sirios huyen del país tras la crisis humanitaria que se ha generado por ataques del (EI). (Foto: Reuters) | Foto: Reuters

Publicado 30 agosto 2014

Mientras millones de sirios se desplazan del país, en el sur de Siria se llevan a cabo desde este viernes una serie de negociaciones para liberar a los 44 cascos azules secuestrados por los yihadistas. 

Más de tres millones de sirios han huido del país por las atrocidades de los yihadistas del Estado Islámico (EI), a los que el presidente Barack Obama aún no ha decidido si atacará.

En el sur del país se llevaban a cabo negociaciones desde este viernes para liberar a 44 cascos azules de la ONU filipinos detenidos en la Meseta del Golán por los yihadistas.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) recibió garantías de que éstos están a salvo y con buena salud, informó este viernes un portavoz de la organización. "ONU recibió garantías de fuentes de confianza según las cuales los soldados de los cuerpos de paz de la UNDOF (Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación) se encuentran a salvo y con buena salud", indicó Stephane Dujarric, portavoz de la ONU, en un comunicado.

Por su parte, el Gobierno estadounidense acusó al Frente Al Nusra, la rama de Al Qaeda en Siria, de retenerlos. Más de 80 cascos azules filipinos están bloqueados en sus posiciones.

Según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), más de 1,6 millones de iraquíes han huido del país por la violencia. "La mayoría de los desplazados tuvieron que caminar durante días para llegar a lugares seguros", señaló.

"La crisis siria se ha convertido en la mayor emergencia humanitaria de nuestra época. Sin embargo, el mundo no logra responder a las necesidades de los refugiados ni de los países que los acogen", lamentó la agencia de la ONU para los Refugiados Acnur.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.