• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las manifestaciones contra la corrupción se han arreciado.

Las manifestaciones contra la corrupción se han arreciado. | Foto: Carlos Sebastián - Nómada

Publicado 16 mayo 2015

Más de 20 organizaciones sociales reunieron a unos sesenta mil guatemaltecos en el centro de la capital y en otras dos ciudades, para exigir la dimisión del actual mandatario de ese país.

Unos sesenta mil guatemaltecos exigieron este sábado la renuncia del presidente Otto Pérez Molina, en momentos en que los escándalos de corrupción gubernamental han salpicado a la exvicepresidenta y al exministro de Energía y Minas, quienes dimitieron en la misma semana.

La multitudinaria protesta – que fue convocada por docenas de organizaciones sociales, congregó a los asistentes frente al Palacio Nacional de la Cultura, antigua sede de gobierno, situado en el centro de Ciudad de Guatemala, capital.

La renuncia de la exvicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti, después de que se viera vinculada a una millonaria estructura de corrupción, provocó la creación de un movimiento ciudadano denominado #RenunciaYa, que hasta el momento ha realizado varias protestas para rechazar la corrupción y solicitar la renuncia del primer mandatario Pérez Molina.

Desde el mediodía, los asistentes marcharon portando banderas de Guatemala y mantas en las que pedían un alto a la corrupción.

Asimismo, la manifestación tuvo efecto en Quetzaltenango (occidente), la segunda ciudad más importante del país, al igual que en la ciudad colonial de Antigua Guatemala, situada al oeste de la capital.

Vea → Movimiento ciudadano luchará contra la corrupción en Guatemala

En Contexto

El pasado 8 de mayo, Roxana Baldetti renunció a su puesto de vicepresidenta para colaborar con la investigación de una estructura que defraudaba al fisco, dirigida por el exsecretario privado de la vicepresidencia, Juan Carlos Monzón.

También, el ministro de Energía y Minas de Guatemala, Erick Archila, renunció este viernes al cargo que ejercía desde enero de 2012 tras alegar “persecución política y chantajes” por parte de integrantes del principal partido opositor Libertad Democrática Renovada (Líder), al tiempo que se le investiga por supuestos actos de corrupción.

La renuncia de Archila se produjo en medio de una crisis política que se generó a raíz de la desarticulación el pasado 16 de abril de una red de contrabando y defraudación que operaba dentro de la oficina recaudadora de impuesto de Guatemala, en un caso que supuestamente estaría involucrada la exvicepresidenta Roxana.

El caso, conocido como “La Línea” y por el que están detenidas 29 personas, ha sido motivo para multitudinarias protestas de los ciudadanos guatemaltecos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.