• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La población indígena rechazó la versión oficial de los efectivos militares.

La población indígena rechazó la versión oficial de los efectivos militares. | Foto: Animal Político

Publicado 21 julio 2015

Para los representantes de la comunidad indígena, los militares dispararon directamente contra los civiles que se resistían a la aprehensión del líder de las autodefensas de Costa-Sierra, Seneí Verdía Zepeda.

Líderes de la comunidad indígena de Ostula, en Michoacán, al oeste de México, solicitaron este martes que se haga justicia por la muerte del niño de 12 años de edad Idilberto Reyes García a manos de militares, que reprimieron a los habitantes de esa localidad, por oponerse a la detención del máximo representante de las autodefensas de las regiones Costa-Sierra, Seneí Verdía Zepeda.

La población de Ostula también rechazó la versión oficial de que los efectivos militares dispararon al aire con el pretexto de dispersar la manifestación. “Tiraron para que la gente se quitara; dispararon contra los civiles”, citó La Jornada.

Calificaron de “traición” el hecho de haber detenido a Verdía Zepeda tras haberse presentado bajo engaño en el sitio donde se le aprehendió. Acotaron que existen pactos suscritos con la Policía del estado que no han cumplido.

 

Lee: México: denuncian irregularidades en hechos violentos de Ostula

EL DATO:
Semeí Verdía Zepeda es acusado por el delito de portar armas que son de uso del Ejército.

Los voceros de la comunidad indígena fundamentaron que el armamento que supuestamente está bajo su poder es el “pretexto” que usaron para detener a Zepeda. Indicaron que las mismas fueron entregadas por las autoridades estatales y que además el líder indígena percibía un salario por estar al frente de las autodefensas.

En conferencia de prensa, el portavoz de la comunidad Agustín Vera Ramírez y el de la Comisión de Vigilancia Ezequiel Celestino Grajeda, apuntaron que todo parece una “cooperación” entre efectivos del Ejército y la Policía Federal junto con los jefes del grupo criminal los “Caballeros Templarios” en el municipio de Aquila, los cuales forman parte de esa comunidad.

Sepa más: Operación militar en Michoacán deja un menor muerto

Los denunciantes aseveraron que existe la plena intención de acabar con las autodefensas y Policías comunitarias en esa zona de Michoacán, para hacerse de los recursos mineros y desarrollar megaproyectos turísticos.

Reiteraron que los únicos disparos provenían de los militares y federales que se fijaron el objetivo de detener al comandante Semeí Verdía. Fue trasladado a un penal de Tepic (capital de Nayarit).

En contexto:

Se calcula que tras la muerte del adolescente de 12 años, suma 34 homicidios y varios desaparecidos en relación con el año 2008.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.