• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Reunión que sostuvieron representantes de Corea del Norte (izquierda, vicepresidente de la Comisión Nacional de Defensa) y de Corea del Sur (derecha, Ministro surcoreano de Unificación, Ryoo Kihl-jae). (foto: Yonhap)

Reunión que sostuvieron representantes de Corea del Norte (izquierda, vicepresidente de la Comisión Nacional de Defensa) y de Corea del Sur (derecha, Ministro surcoreano de Unificación, Ryoo Kihl-jae). (foto: Yonhap)

Publicado 6 octubre 2014

Tras la sorpresiva visita de una delegación norcoreana a la clausura de los Juegos Asiáticos en Corea del Sur, su presidenta Park Geun-hye, deseó que "con motivo de la visita, ambas Coreas abran la puerta a la paz a través del diálogo".

La presidenta de Corea del Sur Park Geun-hye, deseó que con la visita de la delegación norcoreana a la clausura de los Juegos Asiáticos el pasado fin de semana, "ambas coreas abran la puerta a la paz a través del diálogo".

La presidenta añadió que el hecho de que las dos Coreas acordaran celebrar la segunda reunión de alto nivel es significativo, ya que sentó las bases para una mejora de las relaciones intercoreanas en el futuro.

La comisión de Corea del Norte que estuvo de visita en la región surcoreana de Incheon por los Juegos Asiáticos estuvo encabezada por el vicepresidente de la Comisión Nacional de Defensa (CND), Hwang Pyong-so, considerado número dos después del líder Kim Jong-un, tras avisar solo un día antes.

Le acompañaron Choe Ryong-hae, secretario del Partido de los Trabajadores, y Kim Yang-gon, director del también Departamento del Frente Unido del partido.

Los funcionarios norcoreanos estuvieron reunidos con el ministro surcoreano de Unificación, Ryoo Kihl-jae, con el primer ministro Chung Hon-won y con el asesor de seguridad nacional y exministro de Defensa, Kim Kwan-jin.

Ambas partes acordaron celebrar conversaciones de alto nivel entre finales de octubre y noviembre, lo que según el Ministerio de Unificación de Seúl abre una puerta para resolver los asuntos pendientes que mantienen alejadas a las dos Coreas.

En la reunión de alto nivel que sostuvieron ambos países en febrero, generó una gran expectativa al ser la primera en siete años, y a partir de allí Seúl y Pyongyang lograron organizar un encuentro de familias separadas, aunque dejaron pendientes otros asuntos al enfriarse de nuevo sus lazos en marzo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.