• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Según los organizadores de las protestas, unas 65 mil personas se congregaron en un parque en la ciudad de Naha.

Según los organizadores de las protestas, unas 65 mil personas se congregaron en un parque en la ciudad de Naha. | Foto: RT

Publicado 19 junio 2016

Los manifestantes firmaron un manifiesto que solicita la retirada de todas las bases estadounidenses en Okinawa.

Miles de personas protestaron hoy en la isla de Okinawa (sur de Japón) en rechazo a la presencia de bases militares estadounidenses y los recientes incidentes protagonizados por sus soldados.

La actividad se produce tras el asesinato de una mujer japonesa, cometido por un contratista de la base militar de Estados Unidos en la isla.

Según los organizadores de las protestas, unas 65 mil personas se congregaron en un parque en la ciudad de Naha con pancartas y consignas que rezaban: "No a las bases de EE.UU." y "¡Fuera marines!".

>>Bases militares de EE.UU. en Japón generan crimen y violencia

EL DATO: Se trata de una de las protestas más grandes desde octubre de 1995, cuando unas 85 mil personas salieron a las calles después de que tres soldados estadounidenses violaran a una niña de 12 años.

El 19 de mayo fue arrestado Kenneth Shinzato, de 32 años, contratista de una base militar, que admitió haber estrangulado y apuñalado a Rina Shimabukuro, de 20 años.

El crimen ha reavivado la polémica por la presencia militar de EE.UU. en la isla japonesa, donde se encuentran 30 mil militares y contratistas estadounidenses.

La concentración, respaldada por la mayoría de partidos políticos locales y organizaciones de ciudadanos, comenzó a las 14H00 hora local (04H00 GMT).

Los políticos y organizaciones participantes, entre ellos el gobernador de la prefectura, Takeshi Onaga, firmaron un manifiesto que solicita la retirada de todas las bases estadounidenses en Okinawa, donde se ubican la mayoría de instalaciones militares de EEUU en el país asiático.

>>EE.UU. ampliará sus bases militares en África y Medio Oriente

El texto también reclama la revisión del pacto firmado en 1960 entre Japón y Estados Unidos que regula la jurisprudencia sobre estas bases y sobre su personal, y que permite que los sospechosos de crímenes en territorio nipón respondan ante la justicia de EEUU.

Además, el manifiesto insta a la Casa Blanca a pedir disculpas a la familia de la víctima asesinada, que también participó en la protesta, y a todo el pueblo de Okinawa.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.