• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
“Creemos que de esta hora de recogimiento no cabe un acto diferente al de la profunda contrición que debe nacer desde nuestros corazones", dijo el jefe negociador del grupo insurgente.

“Creemos que de esta hora de recogimiento no cabe un acto diferente al de la profunda contrición que debe nacer desde nuestros corazones", dijo el jefe negociador del grupo insurgente. | Foto: EFE

Publicado 30 septiembre 2016

Los sucesos de La Chinita nunca debieron ocurrir y no fueron una orden de las FARC-EP, aseguró Iván Márquez, quien pidió perdón por el dolor que pudieron haber causado con la guerra a esta localidad. 

Con el “el más profundo sentimiento de humanidad  y de respeto” las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército de Pueblo (FARC-EP) pidieron perdón este miércoles por las 35 personas fallecidas en los sucesos del 23 de enero de 1994 en la localidad de La Chinita, del departamento de Antioquia, en el noreste de Colombia.

Así lo expresó el jefe negociador del grupo insurgente en los diálogos de paz, Iván Márquez, quien aseguró que han ido a La Chinita, 22 años después “de aquel triste 23 de enero con el corazón compungido a pedirles perdón con humildad por todo el dolor que hayamos podido causar en el transcurso de esta guerra”.

En un acto celebrado en el colegio San Pedro Claver, Márquez lamentó los hechos y aseguró que “jamás; jamás debió ocurrir lo sucedido en esa noche de alegría y de verbena popular”.

El dato: El 23 de enero de 1994 miembros del frente quinto de las FARC-EP irrumpieron en el barrio La Chinita de Apartadó, Antioquia, masacraron a 35 personas y 17 quedaron heridas. En los años noventa, esa zona del departamento de Antioquia era muy conflictiva, con presencia de diversos grupos armados, como las FARC-EP, el EPL y el M-19, además de paramilitares, con escasa presencia de las autoridades.

“Nunca el mando de las FARC ordenó tal atrocidad pero aquí estamos para responder como colectivo, como organización", aseveró Márquez.

Asimismo, aseguró que “los muertos de La Chinita también son nuestros muertos porque así lo sabemos” y añadió que les “duele en el alma recordar a tanta gente buena que partió sin poder materializar sus sueños”.

>> FARC-EP piden perdón por masacre de La Chinita, Antioquia

La presencia de los miembros de este grupo insurgente luego de la firma del acuerdo de paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos pretende rendirle tributo a las víctimas por su “inocencia y su amor por la vida”, además, de ser un gesto para “restablecer las relaciones” que dañó la violencia.

Las FARC-EP han recorrido algunas de las localidades más afectadas por el conflicto social armado de más de 52 años en Colombia para pedir perdón a las víctimas. Márquez apuntó que “hablar con la verdad pura y limpia sana las heridas del alma por muy profundas que estas sean”.

>> FARC-EP reitera solicitud de perdón a víctimas de Bojayá

En contexto

El Gobierno colombiano y las FARC-EP concluyeron en agosto pasado una negociación de más de cuatro años en La Habana, Cuba, para poner fin a la guerra de 52 años que dejó ocho millones de víctimas. El 24 de agosto de 2016 las delegaciones de ambas partes anunciaron la firma del acuerdo final de paz.

El documento pasó a manos del Congreso de Colombia el 25 de agosto y fue finalmente firmado en una ceremonia simbólica en Cartagena de Indias, Colombia, el pasado 26 de septiembre. Tras la firma de este lunes se cumplirá con un cronograma preciso para la dejación de todas las armas en 180 días, las cuales se entregarán a la Organización de las Naciones Unidas.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, notificó al Congreso su decisión de llamar a un plebiscito el próximo domingo 2 de octubre de 2016 para consultar al pueblo si está de acuerdo o no con el Acuerdo Final de Paz.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.