• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Artur Mas, presidente de la Generalitat, compareció este jueves ante el Tribunal Supremo de Justicia en Cataluña.

Artur Mas, presidente de la Generalitat, compareció este jueves ante el Tribunal Supremo de Justicia en Cataluña. | Foto: EFE

Publicado 15 octubre 2015

El pasado 9 de noviembre se realizó una consulta no referendaria sobre el futuro político de Cataluña, en la que votaron 2,3 millones de personas, siendo más del 1.8 millones de votantes que dieron el sí a la idea independentista. 

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, asumió este jueves su responsabilidad en llevar a cabo la consulta alternativa del pasado 9 de noviembre de 2014 pero criticó la posición del Tribunal Superior de Justicia por llamarlo a declarar al respecto. 

De ese modo lo repitió después durante una comparecencia en la sede del Ejecutivo regional, donde expresó: “me declaro máximo responsable de haber tomado esta iniciativa política y de haber impulsado el proceso. Soy responsable de haber escuchado a miles de personas".

Lea también: Imputan a Artur Mas por referendo soberanista catalán del 9-N 

A juicio de Mas, “se debería comparecer ante un Parlamento, pero nunca ante un tribunal. Y mucho menos en una causa penal".

El presidente de la Generalitat señaló que la imputación del Tribunal se debe a “una imposición” de la de la Fiscalía General del Estado en contra del criterio de los fiscales del  Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, al tiempo que aseguró que la llamada a consulta obedece a peticiones del Parlament. 

EL DATO

400 alcaldes, dirigentes independentistas y una multitud acompañó a Mas hasta la sede del TSJC. 

Criticó que se quiera tratar como a un delincuente a quien recurra a procesos democráticos. 

Asimismo, reiteró que Tribunal Constitucional suspendió la consulta a la cual le "cambió el formato" y desde ese momento la Generalitat ya solo "colaboraba, informaba y prestaba servicios", pero "no daba órdenes ni instrucciones". 

Consideró que la decisión de que comparezca ante la justicia se debe a que el "Estado central no es neutro ni neutral y está moviendo todo su aparato y no actúa como árbitro de todos".

"El éxito del 9-N es lo que provocó en mi opinión estas querellas, no es un tema de derecho o leyes, es una cuestión de rabia", sentenció Mas. 

Lea también: Congreso español castigará cargos públicos en Cataluña 

En contexto

El pasado 9 de noviembre, 80 por ciento de los electores en Cataluña participaron en los comicios, es decir 2.3 millones de personas, de las que 1.8 millones dieron el sí a la causa soberanista. 
Por esa razón, el pasado 29 de septiembre el TSJC, decidió imputar a Artur Mas por el cargo de desobediencia.
Mas podría quedar inhabilitado por un periodo de seis meses a dos años. Por otra parte, el Congreso español amenazó con sancionar a funcionarios públicos en Cataluña que no cumplan con sus sentencias. 

Lea también: Después de Cataluña, ¿qué? 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.