• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 9 septiembre 2015

El primer mandatario venezolano catalogó las recientes declaraciones del presidente colombiano como “las peores ofensas contra la historia de Venezuela”.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, expresó este miércoles su descontento en cuando a los comentarios emitidos por el mandatario colombiano Juan Manuel Santos sobre la situación en la frontera que comparten ambos países.

Desde el Puesto de Comando Presidencial, ubicado en el Palacio de Miraflores (sede del Gobierno) en la capital Caracas, el mandatario venezolano catalogó las declaraciones de Santos como “las peores ofensas contra la historia de Venezuela, la Revolución Bolivariana, el presidente venezolano y para el pueblo de Bolívar”.

Expresó que durante los últimos 200 años ningún presidente colombiano había emitido una opinión como esa sobre Venezuela.

Lea: Maduro: "Nuestro objetivo es construir una nueva frontera de paz"

De igual manera, pidió a las cancillerías de ambos países acordar una reunión cara a cara con el primer mandatario de Colombia para mostrar la verdad sobre la frontera.

Insistió en que se trabaje para que esa reunión se establezca y por lo tanto se firmen acuerdos de pactos de paz, convivencia y coexistencia de modelos políticos, económicos y humanitarios entre Colombia y Venezuela.

“Busquemos ese encuentro cara a cara, yo estoy listo, no pongo ni aceptos condiciones” finalizó el presidente venezolano.

Nicolás Maduro enfatizó el dolor que viven las mujeres colombianas al momento de dejar a sus hijos en el país vecino para venir a Venezuela y trabajar para que nada les falte. “¿Yo miento cuando digo que las madres pasan años sin ver a sus hijos en Colombia?”.

Recordó que para el 2014, 144 mil colombianos ingresaron a Venezuela, 166 mil en el 2013 y 188 mil en el 2012, más de lo que un país europeo puede soportar.

Lea también: Capturan otros 14 paramilitares en estado de Venezuela fronterizo con Colombia

En contexto
El estado de excepción en diez municipios del estado Táchira (oeste) fue decretado por el presidente Nicolás Maduro luego de que tres efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) fueran atacados por grupos paramilitares en la frontera. 
Asimismo, se cerró el paso fronterizo de Paraguachón (Alta Guajira) en el estado Zulia (noroeste).
Con el cierre de la frontera, fueron repatriados un poco más de mil colombianos que se mantenían de manera irregular en Venezuela. Tras este hecho, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos informó que acudiría a la OEA para que interviniera en el conflicto entre ambas naciones. Sin embargo, el organismo se negó a participar en un asunto que podían resolver las partes en cuestión.
Venezuela ha declarado estar abierta al diálogo y a garantizar medidas humanitarias para que el conflicto sea resuelto y ha exhortado a que Colombia garantice de igual forma el freno de hechos irregulares como la presencia de grupos paramilitares y la extracción de productos de primera necesidad y el desvío de combustible.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.