• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Nicolás Maduro manifiesta su repulsión por la banda derechista de los gobiernos que buscan el progreso de su nación.

Nicolás Maduro manifiesta su repulsión por la banda derechista de los gobiernos que buscan el progreso de su nación. | Foto: AVN

Publicado 13 abril 2016



El mandatario venezolano atribuyo el juicio político contra la mandataria brasileña a una estrategia imperialista contra los gobiernos progresistas.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ratificó este martes durante su Programa En Contacto Con Maduro, su total repudio a los planes golpistas promovidos por la derecha brasileña contra la jefa de Estado, Dilma Rousseff.

>> Rousseff: vivimos tiempos de golpes y traición a la democracia.

Maduro aseveró que el pedido de juicio político pretende revocar el mandato a Dilma Rousseff dice mucho de lo que representa el poder imperial contra las fuerzas progresistas que gobiernan en América Latina y el Caribe.

El dignatario suramericano consideró que acusar a la presidente de Brasil de un delito, crimen o corrupción es una barbaridad extremista. "si hay algo que admirar de esa mujer es su valentía y honestidad", indicó.

El jefe de Estado señaló que estos ataques en contra de su homóloga brasileña responden a la misma componenda de embestidas que ha afrontado la región durante los últimos años, específicamente Venezuela, país que hace 14 años afrontó un golpe de Estado contra el entonces presidente Chávez, embestida tutelada por EEUU.

>> Brasileños apoyan a Dilma Rousseff y repudian juicio político.

Recordó que los ataques contra Rousseff, sino que incluye también al líder del Partido de los Trabajadores  contra Lula da Silva.

En contexto
La comisión especial parlamentaria de la Cámara de Diputados de Brasil aprobó este lunes 11 de abril el juicio político contra la mandataria Dilma Rousseff con 38 votos a favor y 27 en rechazo. La discusión pasará ahora a la plenaria del Congreso, donde se tomará una decisión definitiva. 
El plan en contra de la Presidenta seguía antes de la votación. Incluso ese mismo día se filtró un audio en el que el vicepresidente de Brasil, Michell Temer, anunciaba la destitución de la mandataria al dar por contado que la Cámara de Diputados aprobaría el juicio político y lo elevaría al Senado.
El Congreso y la derecha de Brasil pusieron en marcha un plan para difamar al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y desprestigiar los logros alcanzados en beneficio del pueblo, mediante intentos de enjuiciar a la jefa de Estado por supuestos casos de corrupción en la estatal Petrobras, pese a no haber presentado pruebas.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.