• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Las presiones son casi presiones de guerra sobre gobiernos, sobre jefes de Estado", dijo Maduro.

"Las presiones son casi presiones de guerra sobre gobiernos, sobre jefes de Estado", dijo Maduro. | Foto: AVN

Publicado 13 abril 2016

El mandatario venezolano denunció que Washington busca minar el acuerdo petrolero que se realizaría en Doha, capital de Qatar.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció este martes que Estados Unidos ejerce presión para que no se concrete un acuerdo entre los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros productores para impulsar los precios del crudo.

"No saben todas las presiones que hay de Washington para hacer fracasar los esfuerzos que hemos hecho durante más de un año porque países productores OPEP y no OPEP tengamos una estrategia en común para estabilizar el mercado y los precios", dijo en el programa "En Contacto con Maduro".

"Las presiones son casi presiones de guerra sobre gobiernos, sobre jefes de Estado", señaló el jefe de Estado venezolano; quien aseguró que desde Washington se apuesta por la quiebra del mercado petrolero de la OPEP y Rusia.

No obstante, los gobiernos de Venezuela, Ecuador, México y Colombia se reunieron durante la semana anterior en Quito (capital ecuatoriana), para lograr una postura en común para la reunión con otras naciones petroleras que se realizará en Catar este domingo.

>> Venezuela e Irán apuestan a la estabilización del petróleo.

"Es una obsesión fatal que tienen en Washington con la revolución bolivariana, con Rusia y con la OPEP", comentó Maduro.

Se espera que durante este encuentro Rusia y los países OPEP discutan el congelamiento de la producción petrolera respecto al pasado mes de enero; cuando Moscú logró que Arabia Saudita, Venezuela y Catar se unieran a la iniciativa.

>> Petróleo venezolano cierra semana con precios al alza.

En contexto
Pese a la baja mundial de los precios del petróleo, la OPEP no ha reducido su tope de producción, que se ubica en 30 millones de barriles diarios.
Rusia no forma parte de la OPEP, pero también ha experimentado un descenso importante de ingresos por ventas petroleras, debido al exceso de la oferta, y la estrategia empleada por Estados Unidos (EE.UU.) para sabotear el mercado a través del fracking.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.