• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La idea del MST es aplicar esta experiencia en todos los municipios del estado de Maranhão.

La idea del MST es aplicar esta experiencia en todos los municipios del estado de Maranhão. | Foto: Resumen Latinoamericano

Publicado 26 marzo 2017

El Movimiento Sin Tierra de Brasil logró enseñar a leer y a escribir a siete mil personas con el método de aprendizaje “Yo si puedo” en el estado de Maranhão.

El Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) de Brasil desarrolla desde 2016 un plan de alfabetización con jóvenes y adultos en el estado de Maranhão, en el nordeste de ese país suramericano, inspirados en el método de aprendizaje cubano para leer y escribir, “Yo sí puedo”. 

Con este programa de aprendizaje que se aplica en varios países de la región, como en Bolivia y Venezuela, unas siete mil personas aprendieron a leer y a escribir en ese estado brasileño, en el periodo 2016 y lo que va de 2017.

>> MST: Estamos en una lucha creciente contra gobierno de Temer

La propuesta se aplica a través de la cooperación del MST y la gobernación del estado de Maranhão, convirtiéndose en una de las principales referencias de desarrollo humano en esa región de Brasil.

De acuerdo con el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), Maranhão tiene alrededor de un millón de analfabetos, casi un 20 por ciento de su población. 

El objetivo de los Sin Tierra es duplicar el número de personas alcanzadas en el estado en 2017, desde finales de febrero.

>> Centrales sindicales protestaron en rechazo a medidas de Temer

Para Simone Pereira, dirigente del MST, este tipo de labores del movimiento representa “un paso más en el proceso de emancipación de la clase” campesina y trabajadora en su conjunto. 

La dirigente explicó que el programa no es solo para la alfabetización, sino que también “la gente discute sobre la alimentación saludable, el problema de la violencia contra las mujeres y la necesidad de que todos podamos seguir estudiando”.

Para Pereira, las personas involucradas en estas comunidades representan “una victoria indiscutible que avanza hacia la recuperación de la esperanza” en ese país, luego de los asechos de la derecha y los planes golpistas del presidente interino de Brasil, Michel Temer, que busca recortar la inversión en los programas sociales que llevaba adelante la presidenta electa de ese país, Dilma Rousseff.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.