• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La lucha de la CNTE por los derechos laborales y una mejor educación data de hace 30 años.

La lucha de la CNTE por los derechos laborales y una mejor educación data de hace 30 años. | Foto: ejecentral.com.mx

Publicado 25 mayo 2016

LA CNTE es el único sindicato representativo de los derechos del magisterio que no se encuentra vinculado a la política y que durante más de 30 años ha peleado sus reivindicaciones en la calle, resistiendo la violencia y la represión de los gobiernos.

El magisterio mexicano es uno de los gremios latinoamericanos que durante años ha mantenido, a costa de recibir represión y ataques mediáticos, su lucha por mejores reivindicaciones y beneficios sociales, según refiere el presidente de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos, Adrián Ramírez.

Estos últimos días, los maestros de esta nación han salido de las aulas para dar la batalla de las ideas en la calle, lugar de donde parecen no haber salido jamás. Sus constantes peticiones por ser escuchados y tomados en cuenta parece algo cotidiano, pero se trata de una deuda pendiente en la agenda de los últimos tres periodos presidenciales.  

Ramírez, quien a lo largo de los años se ha dedicado a defender y estudiar los derechos humanos deploró la imposición de la reforma educativa que ocasionó que al menos siete mil docentes realizaran un plantón multitudinario  de tres días la semana pasada, que lejos de obtener el efecto deseado, ocasionó el despido de más de tres mil maestros en este país.

>> Policía desaloja plantón de maestros en Ciudad de México

También argumentó que las medidas de protestas responden a que el cuerpo normativo es contrario a los intereses del magisterio, del desarrollo del país, y carece de las herramientas para garantizar la educación adecuada de la población. 

Rechazó que el Estado permita la existencia de al menos 9 mil profesionales de la educación  a punto de ser despedidos por haber participado de un paro por tres días, en el cual solo demostraban su descontento por la reforma educativa que fue impulsada por el mandatario de la nación, Enrique Peña Nieto.

 

El defensor de los derechos humanos dijo que  lo más grave del asunto son las represiones a las que está sometida la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), movimiento sindical que encabeza las manifestaciones y contra el cual existe un dictamen de las Fuerzas Armadas para impedir sus acciones en la calle.

>> Desalojan plantón de maestros de la CNTE en Ciudad de México

"Se habla incluso de maestros que son retenidos y llevados lejos (...) estamos ante una situación grave". Explicó que no solo se rechaza la evaluación docente, sino que la ley restringe los derechos laborales.

"La valoración de la labor docente se hace bajo un sistema de calificación, mediante un examen que anula los derechos de antigüedad (...) no es un mecanismo eficaz porque ni siquiera permite la corrección de los docentes", dijo.

A ello se le suma que la reforma educativa, según indicó, impone un modelo educativo que no es liberador y que de forma contraria, solo restringe y limita la formación de jóvenes y niñas, dejando por fuera el desarrollo social del pueblo de México, porque crea individuos sumisos y está condicionado a los intereses de grandes empresas.

 

La CNTE debe enfrentar no solo este panorama, sino una guerra mediática que busca criminalizar el movimiento y acabar con él porque no solo ha emprendido una campaña por sus intereses, sino por temas delicados para el Gobierno mexicano como la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

"Se dice que la cantidad de personas movilizadas va mermando, es normal, porque hay que tomar en cuenta la represión que ha sido grande, además del uso de los medios. Sin embargo, la calidad de las manifestaciones y la cantidad de los profesores  (...) obliga al estado mexicano a reconocer sus derechos", sostuvo Ramírez.

>> México: CNTE marcha en rechazo a desalojos y reforma educativa

De igual forma, señaló que en noviembre próximo se cumplen diez años del conflicto magisterial de Oaxaca, que llevó a plantones en los que participaron al menos 80 mil maestros para pedir una mejor calidad de las escuelas oaxaqueñas, mantenimiento óptimo para las escuelas en zonas rurales y justicia en ese estado mexicano.

Sobre los despidos masivos de los más de siete mil docentes que participaron del paro, dijo Ramírez que no cree que procedan porque si no el Gobierno de Peña Nieto tendrá al menos siete mil maestros de forma permanente y a tiempo completo en la calle exigiendo sus derechos.

El presidente de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos describió a la CNTE como un organismo de resistencia sólida que levanta las banderas de la libertad en la peor crisis de derechos humanos en la historia de México, incluso de toda América Latina.

 

Deuda de larga data

El blog CNTE Sección 9 tiene un informe histórico de la gestión del expresidente mexicano Felipe Calderón y las luchas de la CNTE en pro de hacer valer sus derechos, en el que se habla de las múltiples promesas que hicieron y no se cumplieron.

Por supuesto, esta situación también generó en este periodo que el movimiento permaneciera en protesta por varios años, por lo que el descontento del magisterio no es un ataque contra el mandatario actual y, por el contrario, posee larga data.

Durante la campaña presidencial de Calderón se centró en ofrecer becas, poner en marcha un programa de escuelas seguras, impulsar la opción de horarios extendidos en las escuelas, fortalecer la educación física y artística en las primarias, incrementar la cobertura, así como garantizar la calidad de la educación superior. De todo lo anterior, poco o nada logró refleja el informe de la CNTE.

También el magisterio tuvo una constante lucha en la calle durante el gobierno del Vicente Fox, del que es más conocido el Conflicto Magisterial de Oaxaca, en el 2006, un episodio de la historia marcado por la violencia, los actos de represión y los enfrentamientos contra los maestros.

La postura oficial de la CNTE

En su portal web oficial, la CNTE refiere que "el gobierno de Enrique Peña Nieto impone reformas estructurales que los afectan económicamente como pueblo trabajador y que los conllevan a la pérdida de los derechos ganados durante décadas de lucha".

Un boletín reza que "los maestros hemos resistido durante los últimos tres años esta imposición que castiga y somete a los docentes a una evaluación punitiva y privatiza la educación."

Asimismo, dice que la manifestación del gremio en las principales ciudades del país tienen como objetivo exigir la abrogación de la reforma educativa, en defensa de la educación pública y los derechos laborales.

En resumen, presentan dos aspectos fundamentales y argumentos del plantón:

  • Defender la educación pública.- "El gobierno y los empresarios están llevando a cabo políticas de privatización, no sólo dando muchas facilidades para crear escuelas particulares, sino también porque el tipo de educación que quieren imponer es para formar personas no pensantes y sumisas que sirvan principalmente para obedecer a los 'patrones'”.
  • Defender el empleo y nuestras condiciones de trabajo.- "Desde hace varios años, el gobierno ha estado lesionando nuestros derechos laborales, por ejemplo, aumentó los años de servicio para la jubilación y eliminó la plaza base para todos los docentes, sin importar la antigüedad. Debido a una 'evaluación' represiva, miles de nosotros estamos en riesgo de perder el empleo, como ya lo perdieron 3 mil 360 maestros despedidos".

El diario La Jornada destaca que la CNTE no es una invención nueva, ni producto de la ocasión, pues más de 30 años de lucha constituyen la perspectiva desde la cual deben juzgarse su actuar y sus demandas.

"No es perfecta, pero es una realidad ajena al vicioso sistema político mexicano; no es un partido, ni una secta, ni un grupo de interés económico; es un movimiento con dos objetivos explícitos básicos", destaca el medio de comunicación.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.