• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Francisco fue despedido por los mexicanos en el aeropuerto internacional de Ciudad Juárez para regresar a Roma.

Francisco fue despedido por los mexicanos en el aeropuerto internacional de Ciudad Juárez para regresar a Roma. | Foto: EFE

Publicado 17 febrero 2016

Desde el viernes 12 hasta el miércoles 17 de febrero, el papa Francisco llevó a cabo una apretada agenda en México. 

Tras una visita de cinco días, el líder de la Iglesia católica trató temas sensibles para la sociedad y el Gobierno mexicano, con una línea discursiva centrada en la espiritualidad. Francisco exhortó a los mexicanos a no perder la fe. 

teleSUR hace un recuento de la gira papal con los temas más polémicos tocados por el pontífice:

Narcotráfico y violencia 

"La violencia que hay en el corazón humano herido por el pecado, también se manifiesta en los síntomas de enfermedad", manifestó Francisco. 

El pontífice pidió transparencia y honestidad a los obispos mexicanos así como también les solicitó asumir un papel más activo frente a la amenaza que representa el narcotráfico en esa nación.

Instó a acercarse más a los ciudadanos para ayudarlos a enfrentar otros problemas como la violencia.

"Les ruego no minusvalorar el desafío ético y anticívico que el narcotráfico representa para la juventud y para la entera sociedad mexicana" dijo el pontífice en la Catedral de la Ciudad de México.

Francisco le hizo un llamado a los mexicanos a evitar actitudes que puedan conducirlos hacia el narcotráfico y la corrupción. Subrayó que los pastores no pueden asumir sólo "condenas enérgicas" frente a la gravedad del fenómeno. 

Asimismo, los invitó a tener una mirada transparente y honesta, sin dejarse llevar por los atractivos materiales de "un dinero sórdido y una conciencia anestesiada". 

El dato: Desde el 2006, México ha sido escenario de la muerte de 100 mil personas y más de 26 mil desaparecidos en diversos hechos. 

El papa ofreció una misa el martes 16 febrero, en uno de los estados más violentos de México, Michoacán, donde emitió un mensaje central y lleno de esperanza. Pidió a la michoacanos no caer en la tentación de la resignación ante los pecados que se viven en esa población. 

"No se permitan caer en una de las armas preferidas del demonio: la resignación, y ¿Qué le vas a hacer, la vida es así?, no permitamos eso". 

El papa destacó que los que permiten que la resignación se apodere de sí mismo, no sólo no les permite caminar, sino hacer camino, les quita la alegría, el gozo de la alabanza, les impide proyectar, los frena para arriesgar y transformar, "por eso, ¡Padre Nuestro no nos dejes caer en la tentación!".

El sumo pontífice llamó a los sacerdotes de ese país a no sumarse a la resignación, y a salir a las calles, pese a la violencia que reina en ese estado, uno de los cinco más peligrosos de México. 

"Dime cómo rezas y te diré cómo vives, dime cómo vives y te diré cómo rezas", así comenzó Francisco la homilía que ofreció ante sacerdotes y religiosos, a quienes le hizo el llamado a decir: ¡Padre Nuestro! y pedir que no los deje caer en la tentación. 

Desaparecidos

Decenas de miles de michoacanos a la espera del papa Francisco contaron este martes del 1 al 43 para hacer referencia a los jóvenes estudiantes normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos el pasado 26 de septiembre de 2014.

En presencia de sacerdotes, religiosos y seminaristas, alrededor de 20 mil personas guardaron un minuto de silencio en honor a los estudiantes, pedido por el maestro de ceremonia.

Los segundos de silencio estuvieron acompañados por el vitoreo de los números y golpes de batería de los músicos.

"Echarle ganas a la vida"

El papa Francisco saludó lunes 15 de febrero la frase "echarle ganas a la vida" usada por Manuel Morales, un adolescente de 14 años de edad y con diversidad funcional, pese a las vicisitudes, por lo que reiteró que hay que "echarle ganas a tu familia, echar ganas entre tus amigos y nos has echado ganas a nosotros aquí reunidos".

El pontífice, en un encuentro con familias de Tuxtla Gutiérrez, capital de Chiapas (sur de México), relacionó la frase con la disposición de Dios para impulsar a las personas en nombre del amor, la entrega y la misericordia.

En tiempos en los que la angustia, la precariedad, escasez, la soledad y el aislamiento se apoderan de los seres humanos, el sumo pontífice recomendó que la manera de superar esos estadios de la vida es a través de regulaciones que garanticen la educación, el trabajo y el alimento para superar la pobreza.

En presencia de más de 43 mil personas, cuatro familias le manifestaron a Francisco experiencias de vida para dar testimonio de la pobreza, bajos salarios, precios altos en los productos básicos que azotan al estado más pobre de México.

"Somos un pueblo que sufre pero que tiene esperanza", dijo un integrante de la segunda familia Hernández Roblerón.

Los jóvenes son la riqueza de México

El martes 16 de febrero, el papa Francisco en su visita a la ciudad de Morelia, en el estado de Michoacán, constató la vitalidad y espíritu festivo de los jóvenes, e indicó que ellos son la riqueza de la tierra.

“Ser jóvenes en México es la mayor riqueza y no puede ser sacrificada”, dijo el pontífice.

El máximo líder de la Iglesia católica aseveró que aún cuando es difícil sentirse la riqueza de un país cuando no se tienen oportunidades de trabajo digno, posibilidades de estudios y de capacitación, “aún no todo está perdido, está la esperanza, y esa es Jesucristo”.

Indicó que la principal amenaza a la esperanza son los discursos que desvalorizan a una persona, que hacen que se sienta “caído, arrugado y con el corazón triste”.

Capitalismo 

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, admitió el pasado 13 de febrero los problemas que ha causado el capitalismo en la humanidad.

En la visita del papa Francisco a su país, el jefe de Estado habló sobre los problemas mundiales pero omitió dar un mensaje de respuesta a los mexicanos por las miles de desapariciones forzadas, como el caso de los 43 de estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos el pasado 26 de septiembre.

En México menos del uno por ciento de la población, alrededor de un millón de personas, concentra el 43 por ciento de la riqueza del país, de acuerdo con un estudio realizado por Oxfam México, denominado Desigualdad extrema en México: concentración del poder económico y político.

Además, el 10 por ciento de la población más rica de México concentra el 64, 4 por ciento de la riqueza nacional, entendido como el valor de todos los activos de la nación como acciones, capital, valor de las empresas, edificios y bonos, reseñó el portal mexicano Reforma.

Migración forzada

En el último día de la gira del papa en México, Francisco ofició una misa en Ciudad Juárez, en la que analizó que la migración forzada es un fenómeno global y una tragedia humana.

"Esta tragedia humana que representa la migración forzada hoy en día es un fenómeno global", expresó.

"No podemos negar la crisis humanitaria que en los últimos años ha significado la migración de miles de personas, ya sea por tren, por carretera e incluso a pie, atravesando cientos de kilómetros por montañas, desiertos, caminos inhóspitos", dijo el pontífice.

Chihuahua es el estado más grande de México, conocido por la violencia que genera el "Cartel de Juárez", una banda de narcotráfico que envía miles de toneladas de droga a Estados Unidos. 

El Cartel de Juárez es una de las organizaciones criminales más antiguas y poderosas en México. Desde sus inicios, el grupo ha estado enfocado en el narcotráfico, pero se ha expandido a otras actividades criminales, como la trata de personas, el secuestro, el narcotráfico y la extorsión. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.