• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Fue un acto premeditado; una emboscada y esperaban un pretexto para atacar”, dijo.

"Fue un acto premeditado; una emboscada y esperaban un pretexto para atacar”, dijo. | Foto: EFE

Publicado 25 noviembre 2015

El canciller ruso Serguéi Lavrov alertó que el territorio turco está siendo utilizado para financiar a terroristas y suministrarle municiones. 

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sérguei Lavrov expresó este miércoles que todo parece indicar que el derribo del avión militar SU-24 este martes fue una provocación planeada. 

“Tenemos informaciones que confirman que fue un acto premeditado; una emboscada y esperaban un pretexto para atacar”, denunció. 

Calificó de “gran error” el hecho, sin embargo, aseguró que Rusia no se “implicará en una guerra con Turquía, nuestra actitud hacia el pueblo turco no ha cambiado, nuestras cuestiones son para los dirigentes del país". 

Lea también: Piloto de Su-24 ruso fue rescatado por el Ejército sirio

Lavrov supone que los motivos de Turquía, para derribar el avión militar que regresaba a su base tras participar en operación contra los mercenarios en Siria, pueden estar asociados a intereses políticos, pero no quiso especular.

Sobre la situación del piloto que quedó vivo tras el ataque a la nave rusa, el ministro dijo que éste fue liberado en medio de una operación militar en la que participaron efectivos sirios. 

 

 

Le puede interesar: EE.UU. justifica a Turquía por derribo de avión ruso SU-24
 

Refirió que Turquía ha violado el espacio aéreo de Grecia “más de 1.500 veces”, por lo que criticó el extremismo con que actuaron las fuerzas de ese país. 

Señaló que si se llegó a violar el espacio por 15 ó 17 segundos, lo aceptable fuese que Turquía lanzara una advertencia, por lo que apuntó que a Rusia “no le convencen las razones del ataque”. 

En ese sentido, adelantó que su nación presentará la hoja de ruta del caza ruso derribado. 

 

El canciller ruso manifestó que el territorio turco está siendo utilizado tanto para financiar como para entrenar a grupos extremistas, quienes planean sus ataques en ese lugar. 

 

Por otra parte, Lavrov calificó como medida justa la petición del presidente de Francia, Francois Hollande, en cerrar las fronteras entre Rusia y Turquía. 

Indicó que esto, “podría interrumpir las cadenas de suministro de las organizaciones terroristas”.

 

Lea también: Francia y EE.UU. aumentarán su cooperación militar contra el EI

En contexto 

Desde el pasado 30 de septiembre, Rusia participa en una operación aérea en Siria, a solicitud de este país y con previo consentimiento del Consejo de Seguridad de la ONU, para combatir a grupos radicales en esa nación árabe. 
Rusia ofreció un balance en el que señala que ha destruido más de dos mil objetivos terroristas en Siria, 820 de ellos pertenecen al autodenominado Estado Islámico. 
Las tensiones han crecido, por el rechazo de Turquía de recibir refugiados sirios. 
Desde que inició el conflicto en Siria, más de tres millones de civiles se han desplazado de forma interna y más de seis millones de manera externa, según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (Acnur). 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.