• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente de EE.UU. fue Cuba hace tres días y ahora se encuentra en Argentina.

El presidente de EE.UU. fue Cuba hace tres días y ahora se encuentra en Argentina. | Foto: Reuters

Publicado 10 marzo 2016

Los pueblos de América Latina todavía esperan que el jefe de Estado cumpla los ofrecimientos que hizo al llegar a la Presidencia.

Barack Obama llegó a la presidencia de Estados Unidos asegurando que implementaría una serie de cambios en las políticas de ese país, especialmente en las referidas a América Latina.

“Yo me comprometí a construir una nueva era de cooperación entre nuestros países como aliados en pie de igualdad, con base a intereses y respeto mutuo y también declaré que este nuevo enfoque sería sostenido a lo largo de mi Presidencia y en efecto ha sido así”, manifestó el año pasado en la VII Cumbre de las Américas que se efectuó en Panamá.

Sin embargo, los hechos demuestran otro escenario en el que esos ofrecimientos se quedaron sólo en palabras.

La reforma migratoria que no llega

En noviembre de 2014 el mandatario estadounidense propuso una reforma migratoria para legalizar a los indocumentados del país, pero esta quedó estancada en el Congreso estadounidense debido a que la mayoría republicana en la Cámara de Representantes se negó a debatir el proyecto aprobado por el Senado de mayoría demócrata.

>> Proceso de deportaciones masivas del gobierno de EE.UU. 

A inicios de febrero de este año organizaciones sociales y activistas de los Derechos Humanos entregaron en la Casa Blanca unas 136 mil firmas para pedirle a Obama poner fin a las deportaciones de los centroamericanos. Desde 2009 se han deportado 2.5 millones de personas y sólo en lo que va de año al menos 131 ciudadanos guatemaltecos fueron deportados

En 2014, Estados Unidos deportó a 51 mil 157 guatemaltecos, según autoridades del país centroamericano, de los cuales 44 mil 634 fueron hombres, seis mil 330 mujeres y 193 menores de 18 años. Ese año la crisis de los niños migrantes se volvió alarmante al conocerse que unos 60 mil niños eran detenidos en casas de alberge por meses antes de ser finalmente deportados a sus países de origen, según cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de la nación norteamericana.

El cierre de la cárcel ilegal de Guantánamo y el levantamiento del bloqueo a Cuba

Otra promesa incumplida de Barack Obama es el cierre de la cárcel ilegal que Estados Unidos mantiene en territorio cubano de la bahía de Guantánamo desde 1898, debido al rechazo del Congreso estadounidense a un proyecto de ley anual de defensa que contempla clausurar la prisión en la que se mantienen 91 presos en la actualidad. 

Durante una rueda de prensa ofrecida a finales de febrero, Obama presentó el plan de cierre definitivo que llevaría al Congreso pero lo justificó por razones relacionadas a intereses económicos y de prestigio para el país y no a violaciones de derechos humanos.

Señaló que el cierre le va a permitir al país ahorrar hasta 50 millones de dólares al año, lo que en 20 años sería 1,7 mil millones, “así podemos ahorrarle a los contribuyentes mucho dinero”. 

>> Cierre de Guantánamo por intereses económicos y no de DD.HH. 

Cuba pide no sólo el cierre de la prisión donde se han cometido atrocidades sino que exige que se devuelva el territorio ilegalmente ocupado. Por su parte, el secretario de Estado de Estados Unidos (EE.UU.), John Kerry, reiteró que su país no devolverá el territorio. 

Además, Obama no ha levantando el bloqueo económico, financiero y comercial que mantiene en contra de la isla desde hace más de 50 años pese al acercamiento entre ambos países. 

Esta medida ha producido daños humanos incontables en todos los sectores, no solo en materia económica sino también en otros servicios básicos como: salud, educación, tecnología y turismo. 

>> En Claves: ¿Cómo afecta al pueblo cubano el bloqueo de EE.UU.? 

Medidas no garantizan salud de los latinoamericanos

Estados Unidos no cuenta con un sistema de cobertura universal, por lo que Obama prometió garantizar que en 2014 todos los ciudadanos estadounidenses tuvieran seguro médico a costos asequibles mediante la implementación de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud llamada ObamaCare.  

En ese año solo los extranjeros que tenían documentos pudieron registrarse y gozar de los beneficios de Obamacare. De esta manera, sólo lograron afiliarse 2,6 de unos 10,2 millones estimados de latinos sin seguro médico y con las condiciones para obtener la cobertura, de acuerdo a un infor­me del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por su sigla en inglés). 

Irrespeto a la soberanía de los países de la región

A pesar de que en su discurso en la pasada Cumbre de las Américas Obama habló de respeto e igualdad en las relaciones de EE.UU. con América Latina, el año pasado aprobó un decreto en el que calificó a Venezuela como una "amenaza inusual y extraordinaria" para su seguridad. 

El país suramericano exigió la derogatoria de la Orden Ejecutiva y el pueblo recogió firmas que fueron consignadas por las vías diplomáticas. Obama hizo caso omiso al rechazo mundial que despertó la medida y acaba de prolongar las sanciones contra Venezuela por un año más. 

Además, analistas acusan a Estados Unidos de impulsar procesos que atentan contra la soberanía de países como Ecuador y Bolivia y que buscan poner fin a los gobiernos progresistas de la región. 

En febrero, el Ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, denunció que Estados Unidos mantiene un ataque constante contra el gobierno de Evo Morales y la dignidad del pueblo boliviano con el objetivo de volver a instaurar las políticas neoliberales en el país. 

>> La derecha y sus continuos ataques en América del Sur

Además, Obama visita Argentina para reunirse con su homólogo Mauricio Macri, quien desde que asumió la presidencia implementa políticas consideradas neoliberales, que benefician a corporaciones y trasnacionales, y quien además ha despedido a más de 400 mil empleados y criminalizado la protesta.  

En Brasil también organizaciones y movimientos sociales denunciaron que los intereses de Estados Unidos están detrás del caso Lava Jato para dañar la imagen del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y la del Partido de los Trabajadores (PT). 

>> ¿Qué hay detrás de los ataques contra el PT en Brasil?

"La petición hecha por el procurador general de la República de Brasil, Rodrigo Janot, al Gobierno de EE.UU. para que ayude a Brasil en la investigación de los casos de corrupción están dirigidos a dañar la imagen de Lula. EE.UU. quiere desnacionalizar a Petrobras, todo eso tiene un fondo el cual es dañar la imagen de Lula para que no regrese al Gobierno en las elecciones del 2018, incluso pretenden amenazarlo con prisión", explicó días atrás el analista Beto Almeida.

Vea aquí otras de las promesas incumplidas de Obama 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.