Las Malvinas en la era kirchnerista | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Fue el tema central de su política exterior.

Fue el tema central de su política exterior. | Foto: EFE

Publicado 10 junio 2016

La política exterior de los Kirchner estuvo siempre enfocada en la defensa de la soberanía sobre las Islas Malvinas.

La cuestión Malvinas tuvo su punto de partida el 3 de enero de 1833, cuando fuerzas británicas ocupan la isla y expulsan a la población y a las autoridades argentinas impidiendo su regreso.

Argentina comenzó hace algunos años una política de reclamo hacia Inglaterra para que se siente a negociar sobre el futuro de las Malvinas.

Desde el comienzo de la etapa kirchnerista fue una de las principales preocupaciónes de su política exterior, reiterando la soberanía argentina sobre las islas.

¿Qué hizo el kirchernismo para recuperar las Malvinas?

En su discurso de asunción, el 25 de mayo de 2003, el presidente Néstor Kirchner dejó clara su orientación en la cuestión de las Malvinas: “Venimos desde el sur de la Patria, de la tierra de la cultura malvinera y de los hielos continentales y sostendremos inclaudicablemente nuestro reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas".

Apenas transcurrido un mes, el 17 de junio de ese mismo año, el canciller Rafael Bielsa sostuvo su primer encuentro con representantes de las islas en el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas.

Allí manifestó que el reclamo de soberanía era un objetivo, "irrenunciable del pueblo argentino y una política de Estado continuada por el nuevo gobierno"

En la primera gira internacional de Néstor Kirchner, en la que se reunió en Londres con el primer ministro británico, Tony Blair, el presidente le planteó la continuación de las negociaciones sobre la soberanía de las islas, sin obtener respuestas satisfactorias de parte de Blair. En el discurso de Kirchner ante la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre hizo un llamado a Reino Unido a "responder de manera afirmativa" en el reinició de relaciones.

El 13 de Julio de 2004 Néstor Kirchner, introdujo en la causa Malvinas una modificación sustancial de la política vigente para ese año. Kirchner renunciaba al llamado “paraguas de soberanía”, una clausula que regía las relaciones entre Reino Unido desde su restablecimiento en 1989 y que había congelado el caso con el fin de mejorar las relaciones económicas entre ambas naciones.

El presidente Kirchner expresó que “hay dos problemas fundamentales en los que creo que ambos gobiernos nos tenemos que poner a trabajar: la soberanía de Malvinas y la concesión de los permisos de pesca”.

De esta forma, era la primera vez desde que inició el conflicto bélico que un presidente argentino llevaba, ante un primer ministro inglés el reclamo de soberanía por las islas.

Incidentes entre ambas naciones

En diciembre del año 2003 Argentina suspendió los vuelos charter entre el continente y las islas,  luego de que el gobierno británico confirmara que buques de guerra de esa nación portaban armamento nuclear durante el conflicto de 1982, lo que provocó roces entre ambas naciones.

Aunque Reino Unido declaró que las armas “no fueron enviadas para ser utilizadas" y que tampoco se había perdido "ninguna arma nuclear durante ese conflicto", el presidente argentino afirmó que el país europeo le debía disculpas a Argentina.

Reino Unido fue terminante en todo sentido, pues no pedirían disculpas por las armas nucleares ni habría un reinicio en las discusiones sobre las soberanía.

En marzo de 2004 se manifestaron nuevos roces luego de que el rompehielo argentino ARA Almirante Irízar, entrará en el área de las islas. El gobierno argentino respondió que las actividades de control pesquero del rompehielos eran para "extremar las medidas de conservación" del calamar, y reiteró su "plena disposición" a reanudar las negociaciones con ese país 

En el año 2005 se incluyó el territorio de las Malvinas como territorio británico en el texto de la Constitución de la Unión Europea lo que provocó protestas por parte del gobierno argentino.

El gobierno de Néstor Kirchner siempre construyó una política consistente en torno a la causa Malvinas, sustentando en la memoria, democracia y soberanía los derechos argentinos sobre las islas.

La llegada de Cristina

Cristina Fernández de Kirchner asume la presidencia el 10 de diciembre del año 2007.  

Al igual que su antecesor, le dio prioridad al tema de la soberanía sobre las Malvinas:

“Quiero también reafirmar una vez más nuestro reclamo irrenunciable e indeclinable a la soberanía sobre las Islas Malvinas, y llamamos al país ocupante, que luce como adelantado y respetuoso en todos los foros internacionales, a reconocer que existe una situación de neocolonialismo, por lo que es preciso cumplir con todos los mandatos de las Naciones Unidas”, afirmó durante su discurso de asunción.

Cristina comenzó una política de endurecimiento en julio de ese año, la Cancillería conducida por Jorge Taiana, realizó un reclamo en el que consideraba de  "disposición ilícita y unilateral"  por otorgar licencias pesqueras por 25 años en los espacios marítimos de las Malvinas, ya que los mismos "se encuentran sujetos a una controversia de soberanía".

En noviembre el gobierno argentino pidió oficialmente a la Unión Europea el reconocimiento de la existencia de la disputa de soberanía" sobre las Islas.

En el año 2008, la Cancillería presentó una queja al gobierno británico por el otorgamiento de concesiones para la exploración y explotación de yacimientos de petróleo.

>> Argentina reafirma derecho soberano sobre Malvinas

En un comunicado Cancillería manifiesta:"La enérgica protesta ante esta acción unilateral británica responde a la firme y constante política del Gobierno ante la sucesión de acciones unilaterales británicas que, entre otros motivos, llevaron a la Argentina a dar por terminada, el 27 de marzo de 2007, la cooperación sobre Actividades Costa Afuera en el Atlántico Sudoccidental referida a exploración y explotación de hidrocarburos en el área sujeta a la disputa de soberanía.”

La presidenta Cristina Kichner en el año 2010 presentó una nota formal a la embajadora británica rechazando los ejercicios militares con lanzamientos de misiles en el área de las islas.

El primer ministro británico David Cameron expresó “mientras quieran ser territorio soberano británico lo seguirán siendo, punto final de la historia”.  A lo que Cristina calificó al país europeo como “una burda potencia colonial en decadencia.”

Desde el año 2012, Reino Unido ha reforzado su presencia militar en las Malvinas. Esta militarización de las islas fue denunciada por Cristina Kirchner ante las Naciones Unidas.

En el año 2013, se realizó un plebiscito en marzo en el cual se le preguntó a la población si deseaba continuar siendo un territorio dependiente de Reino Unido, el resultado fue un 98, 8 porciento “si”.

El gobierno argentino alega que la población de esas islas fue implantada por Reino Unido durante su invasión es 1833 por lo que no corresponde el derecho de libre autodeterminación y lo considera ilegal.

El 10 de Junio del 2015, en el día de la afirmación sobre derecho de argentina sobre las islas Malvinas, Cristina reclamó diálogo nuevamente al Reino Unido por Malvinas en la que expresó “La única arma que tenemos es la palabra".

Macri y sus política hacia las Malvinas

El característico endurecimiento que tomó la política exterior de los Kirchner fue cambiada totalmente por el presidente Macri. El giro en el tratamiento del reclamo fue el de suavizar las discusiones con Reino Unido para abrir un diálogo, sabiendo aún que esta búsqueda del dialogo siempre ha sido rechazada desde el país europeo.

La exembajadora de Argentina en el Reino Unido, Alicia Castro, recordó que durante la década del kirchnerismo se avanzó mucho en la cuestión Malvinas, "lo pusieron como una gestión central en la agenda internacional".

"Se logró el apoyo de toda la comunidad internacional para promover el diálogo con el Reino Unido, no solo en el Mercosur, en Unasur, en la CELAC, sino que todos los países africanos reconocieron en una cumbre en Guinea Ecuatorial la soberanía argentina sobre el Reino Unido, por supuesto los latinoamericanos, el G77 más China, Rusia, entre otros", señaló Castro.

En el encuentro entre Macri y el primer ministro británico David Cameron este último se negó a conversar acerca de la soberanía de las islas, en una muestra inequívoca de la intransigencia británica.

Macri ha sido el primer presidente en asumir el mandato que no menciona en ningún momento el reclamo de las Malvinas en su discurso de toma de posesión, desconociendo el derecho de los argentinos sobre el territorio de las Malvinas.  

El Dato
La lucha de Argentina por lograr la soberanía de las Islas Malvinas, ubicada en el Atlántico Sur, se originó en 1833, luego de que los británicos ocuparan el archipiélago de forma arbitraria.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.