• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Macri plantea un plan de acercamiento a Gran Bretaña pero sin exigencias.

Macri plantea un plan de acercamiento a Gran Bretaña pero sin exigencias. | Foto: Reuters

Publicado 10 junio 2016

En el Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Islas Malvinas, Mauricio Macri manifestó su "plena disposición a un diálogo abierto" con Gran Bretaña.

El presidente de Argentina Mauricio Macri manifestó su "plena disposición a un diálogo abierto" con Gran Bretaña pero sin exigir el derecho inalienable que le asiste respecto a la soberanía sobre las Islas Malvinas, al conmemorarse un nuevo aniversario de la creación, en 1829, de la Comandancia Política y Militar en el archipiélago.

Macri destacó a través de un comunicado de la Cancillería que su objetivo es lograr "ejercer nuevamente de forma plena la soberanía argentina sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, respetando el modo de vida de sus habitantes y de conformidad con el derecho internacional".

El texto subraya su plena disposición a un diálogo abierto con el Reino Unido, "y a fortalecer la relación bilateral a fin de identificar posibles áreas de cooperación en el Atlántico Sur".

El mecanismo diplomático argentino le bajó el tono a la exigencia legítima que se hizo durante el Kirchnerismo porque ahora el asunto de las Islas Malvinas se trata en paralelo a las negociaciones que pueda entablar en el futuro con Gran Bretaña.

Con un "plan de base humanitaria" como lo expresó la canciller Susana Malcorra, el nuevo gobierno busca asistir a la población de Malvinas en casos de salud esencial, el intercambio de productos alimenticios y la cooperación en materia educativa. Pero con este proceder, Macri corre el peligro de volver al esquema de relaciones amistosas que impuso el expresidente Carlos Menem y que no llevaron a ninguna solución. 

El dato: Fue el General Perón quien instituyó el 10 de junio como el día de Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas y el resto de las islas australes, ya que fue el 10 de junio de 1829 cuando “se hacía cargo el primer gobierno patrio sobre suelo malvinense”. 

Macri es el primer presidente de la democracia surgida en 1983 que al asumir su mandato no menciona el reclamo por las Malvinas como punto importante en su discurso de toma de posesión.

Desde que asumió la presidencia de Argentina Maurio Macri anunció un cambio de estrategia en el tratamiento del reclamo por la soberanía en las islas Malvinas: bajar el tono de confrontación y dureza con el Reino Unido y poner en la agenda bilateral otros temas, entre ellos Malvinas, pero no únicamente ese.

>> ¿Por qué las Malvinas son argentinas?

Después de cincuenta años de la resolución 2065 emitida por la ONU que reconoce la existencia del conflicto, Mauricio Macri y el primer ministro David Cameron se reunieron en Davos (Suiza), en enero pasado, cambiando radicalmente el modo de negociación por Malvinas a través de una Subsecretaría del Atlántico Sur, que incluirá también la Antártida. 

Tras el encuentro, que se dio en el marco del Foro Empresario de Davos, al que la Argentina regresó oficialmente este 2016 tras 12 años de gestiones kirchneristas, Macri dijo que mantuvo una "muy linda reunión" con Cameron y explicó que el objetivo de su gestión es iniciar "una relación en la cual se pongan todos los temas sobre la mesa, bajo un mismo paraguas".

A juicio de la exembajadora argentina en el Reino Unido, Alicia Castro, Macri "banalizó" esta reunión al calificarla como "muy linda" sin expresar su reclamo sobre Malvinas, "no representó al pueblo argentino en su reclamo. Ni siquiera planteó la necesidad sobre un diálogo para dar una respuesta pacífica y diplomática".

Castro resume que en este encuentro "quedó plasmado que Macri tiene un pensamiento similar al de Cameron", al tiempo que destacó la política de diálogo kirchnerista "para darle centralidad al tema, no por un nacionalismo que el macrismo rechaza, sino porque es el último resabio de un enclave colonial al sur de nuestro continente".

La propia canciller argentina, Susana Malcorra, dijo al diario británico The Financial Times que las Islas Malvinas no son más "el tema principal" en la relación entre Buenos Aires y Londres, como lo fue en la gestión de la expresidenta Cristina Fernández.

"Las islas todavía son máxima prioridad porque están incluidas en la Constitución y si descartara el asunto estaría yendo en contra de la Constitución", aclaró. "Pero tenemos que explorar el diálogo y la colaboración más allá de las Malvinas".

¿Recuperar o no las Malvinas?

No siempre el presidente abogó por la soberanía argentina de las Islas Malvinas, como lo hizo en abril de 2015 desde su cuenta en la red social Twitter: “Estas islas en el Atlántico, de manera inexorable y en paz, serán nuestras. Aunque ellos jamás volverán. Por eso, silencio y respeto para recordarlos”, escribió.

En 1997 su discurso era otro, Macri dijo textualmente en una entrevista que recuperar las islas “sería un fuerte déficit adicional para la argentina”. Hace 19 años, como empresario y presidente de Boca Juniors, declaró al diario Página 12 lo siguiente: "no entiendo esto de las soberanías; para la Argentina, siendo un territorio tan vasto, (recuperar las Islas) sería un gasto adicional".

La lucha de Argentina por lograr la soberanía de las Islas Malvinas, ubicada en el Atlántico Sur, se originó en 1833, luego de que los británicos ocuparan el archipiélago de forma arbitraria.
El Reino Unido es la potencia que administra 10 de las 17 situaciones coloniales que subsisten en el mundo. Todas son islas y están ubicadas en lugares geopolíticamente estratégicos.

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.