• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La expansión de la soja y la falta de acceso a la tierra han dejado miles de campesinos y campesinas encarcelados y 115 asesinados o desparecidos.

La expansión de la soja y la falta de acceso a la tierra han dejado miles de campesinos y campesinas encarcelados y 115 asesinados o desparecidos. | Foto: Oxfam

Publicado 22 junio 2017

El 2 por ciento de la población tiene el 85 por ciento de la tierra y hay cerca de 8 millones de hectáreas malhabidas: propiedades dadas a sus “dueños” de forma irregular. El cultivo de soja, en su mayoría transgénica, supera los 3,5 millones de hectáreas, indicó Oxfam.

El Senado paraguayo aprobó este jueves un proyecto de ley para aplicar un impuesto del 10 por ciento a la exportación de soja, en medio de una protesta denominada el "tractorazo" realizada por productores agrícolas en rechazo al proyecto. 

Más de 10 mil tractores se instalaron este jueves al costado de las principales rutas del país mientras la Cámara de Senadores sesionaba sobre el tema que fue aprobado por 24 senadores y rechazado por 17, con una abstención.

Sin embargo, el 80 por ciento del suelo cultivable de Paraguay está sembrado de soja. Ese dato es especialmente grave para un país donde el 2 por ciento de la población concentra el 85 por ciento de las tierras, indicó la organización humanitaria Oxfam.

Muchas familias campesinas sin parcelas, muchas propiedades en pocas manos y miles de hectáreas sembradas de un grano que lejos de satisfacer la demanda nacional de alimentos, se exporta a Europa y China, donde se utiliza como forraje o es convertido en agrocombustible. 

De esta forma se ha ido acentuando un “modelo de desarrollo” excluyente que concentra en las élites la tierra, las ganancias que ésta genera y la influencia sobre el poder político, destaca Oxfam. 

Las consecuencias de la desregulada producción de soja incluyen la destrucción de los suelos, el uso de agrotóxicos, la siembra de menos alimentos para consumo humano y graves impactos sobre el medio ambiente, la salud de las personas y sus medios de vida. Y hay más: la siembra del grano no genera empleo y no está sujeta al pago de impuestos, a pesar de ser uno de los rubros que más riqueza genera en Paraguay, el cuarto exportador mundial, subrazó la organización humanitaria.

>> Productores paraguayos realizan "tractorazo" contra impuestos


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.