• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Uno cocinero que trabaja para una empresa que organiza expediciones en el Everest no asegura volver a la montaña el año próximo.

Uno cocinero que trabaja para una empresa que organiza expediciones en el Everest no asegura volver a la montaña el año próximo. | Foto: AP

Publicado 26 abril 2015

Uno de los montañistas señaló el hecho como un “mensaje de la montaña” que por ahora no quiere ser escalada.

Momentos después del terremoto de magnitud 7,9 que se registró en Nepal el sábado, se produjeron una serie de avalanchas en el Everest que arrasaron con diferentes campamentos y arrastraron a los alpinistas que intentaban conquistar la cima de la montaña más alta del mundo, ocasionando la muerte de más de 60 personas.

La temporada turística en Nepal ya ha iniciado, por lo que en la montaña se encontraba muchos escaladores y personas que practican el senderismo.

Algunos de los sobrevivientes a esta catástrofe ofrecieron a AFP testimonios de lo que vivieron y como se sintieron mientras eran atacados por una gran ola de nieve.

El montañista y biólogo marino de 38 años de edad que vive en Singapur, George Foulsham define esta experiencia como un mensaje de la montaña, "que por el momento no quiere ser escalada".

Foulsham detalló que mientras veía venir la nieve corría, sin embargo, esta lo alcanzó y logró tumbarlo; seguidamente “intenté levantarme pero me tumbó otra vez. No podía respirar, pensé que estaba muerto".

"He ahorrado durante años para subir al Everest pero parece que por el momento la montaña no quiere ser escalada", afirma.

Finalmente añadió sentirse incrédulo de haber salido con vida luego de que "un edifico blanco de 50 pisos" le callera encima.

Vea aquí→ Minuto a Minuto: Devastador terremoto en Nepal

Por su parte, la alpinista y cardióloga estadounidense, Ellen Gallant, detalló que se ocupó de varios heridos, sin embargo lamentó que uno de ellos murió ante sus ojos y no pudo hacer nada.

"Estaba fuera y vi una inmensa nube que venía hacia mí. Corrí hacia la tienda y me eché al suelo. Cuando la vibración se detuvo, salí y llamé por radio a la tienda médica. Me pidieron a mí y a un alpinista indio (doctor en el ejército) que nos ocupáramos de las heridas en la cabeza", detalló.

Gallant añadió que durante toda la noche distribuyeron medicamentos y colocaron sondas intravenosas a los que necesitaban, sin embargo, de los nueve pacientes que tenía, un Sherpa de 25 murió cuando su presión sanguínea bajó y no hubo nada que hacer.

Recordó lo aliviada que se sintió al oír los helicópteros que llegaron en la mañana para sacarlos del peligro, no obstante no pudo dejar de sentir pesar por el joven que falleció.

Otro de los sobrevivientes fue Kanchaman Tamang, un cocinero nepalí de 40 años que trabaja para la compañía Jagged Globe, encargada de organizar expediciones al Everest.

Tamang relató que cuando se produjo la avalancha se encontraba en la tienda donde comen, la cual se fue volando.

Señaló que después de la avalancha del año pasado, no me preocupaba volver, porque no trabaja en la cascada de hielo sino en el campo base, sin embargo, sentenció que “ahora la temporada ha terminado, el camino ha sido destruido, las escaleras de la cascada de hielo están rotas. No creo que vuelva el año que viene, esta montaña significa demasiado dolor".

Vea aquí:

Fotogalería: Los destrozos que dejó el terremoto en Nepal

Patrimonio cultural de Nepal reducido a escombros tras terremoto


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.