• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El funcionario anunció que el Departamento del Tesoro estadounidense está ultimando un análisis para medir el impacto que tendría en la moneda del país.

El funcionario anunció que el Departamento del Tesoro estadounidense está ultimando un análisis para medir el impacto que tendría en la moneda del país. | Foto: EFE

Publicado 12 agosto 2015

El secretario de Estado de EE.UU. alertó que el rechazo del acuerdo nuclear con Irán podría hacer que el dólar estadounidense deje de ser la divisa internacional de reserva.

El secretario de Estado de Estados Unidos (EE.UU.), John Kerry, aseguró que si EE.UU. decide rechazar el acuerdo nuclear con Irán y exige a sus aliados aplicar nuevas sanciones, habría consecuencias negativas para la nación norteamericana, entre ellas, “la pérdida de liderazgo y fiabilidad”, lo cual impactarían también contra el dólar.

Entérese→ Mayoría de estadounidenses respalda acuerdo nuclear con Irán

"Si nos damos la vuelta y rechazamos el acuerdo, y decimos (al resto de países): 'vas a tener que obedecer nuestras reglas sobre las sanciones a pesar de todo', esa es una receta muy rápida para que el dólar estadounidense deje de ser la divisa internacional de reserva", alertó Kerry.

Sepa más→ Kerry busca calmar ánimos en Medio Oriente por acuerdo nuclear

El secretario de Estado de EE.UU. cuestionó el escenario ante un posible rechazo del acuerdo nuclear por parte del Congreso, el cual “fue negociado con las potencias mundiales, incluyendo los mejores aliados de Estados Unidos en Europa".

En este sentido se preguntó: "¿Estados Unidos va a empezar a sancionar a nuestros aliados, a sus bancos y sus empresas (que realizan negocios con Irán) porque rechazamos el acuerdo?".

De acuerdo con Kerry, si China, Rusia y Europa deciden oponerse a los esfuerzos estadounidenses para mantener las sanciones contra Irán, hasta las negociaciones sobre un acuerdo de comercio internacional con la Unión Europea (UE) podrían verse afectadas.

En contexto

El pasado julio, el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, advirtió al Congreso de Estados Unidos que rechazar el acuerdo alcanzado con Irán sobre su programa de energía nuclear dejaría aislado a Washington y significaría un error histórico.

Luego de 18 días de negociaciones en Viena, Irán y el G5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Rusia, China y Francia, más Alemania) pactaron el 14 de julio un plan integral de acción conjunta sobre el programa nuclear pacífico de Irán. Seguido de ello, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó por unanimidad el levantamiento de las sanciones contra el país persa, con lo que apoyó la conclusión de diálogos nucleares alcanzada. 

Sin embargo, los republicanos, quienes desde el principio de las conversaciones nucleares han rechazado un acuerdo con Teherán, advirtieron que harán todo lo posible para sabotear la conclusión de los diálogos nucleares con Irán en el Congreso. Por su parte, el presidente de EE.UU. Barack Obama, asegura que vetará cualquier legislación destinada a obstaculizar el acuerdo. 

Lea también→ EE.UU. destina millones en campaña contra acuerdo nuclear iraní

Mientras tanto, Irán considera necesario crear un mecanismo de seguridad que permita evitar que alguna de las partes experimente pérdidas en caso de que el acuerdo nuclear pacífico sea inclumplido. "No podemos afirmar que confiemos al cien por ciento en nuestros socios en el acuerdo, pero podemos crear un mecanismo que permita que ninguna de las partes pierda si la otra lo inclumple", precisó el presidente Hassan Rouhani.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.