• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El portavoz del Gobierno francés, Stéphane Le Foll, dijo a la prensa que “no hay nada que prohíba a un parlamentario contratar a un miembro de su familia”.

El portavoz del Gobierno francés, Stéphane Le Foll, dijo a la prensa que “no hay nada que prohíba a un parlamentario contratar a un miembro de su familia”. | Foto: Reuters

Publicado 26 enero 2017

La justicia francesa realiza una investigación a Penelope Fillon, esposa del actual candidato a la presidencia de ese país François Fillon, por cobrar salarios por trabajos que nunca ejerció en el Parlamento galo.

La Fiscalía francesa abrió una investigación contra Penelope Fillon, esposa del actual candidato conservador a la presidencia de ese país François Fillon, por presunta desviación, malversación y encubrimiento de fondos públicos a través de un contrato de trabajo en la Asamblea Nacional sin que existiera constancia alguna.

Penelope es acusada por la Fiscalía gala de cobrar un total de 500.000 euros (536.700 dólares) en ocho años por un empleo ficticio, según informó el diario francés Le Parisien.

De acuerdo con las investigaciones, Penelope Fillon percibió esta cantidad entre 1998 y 2002, y durante al menos seis meses en 2012, como supuesta asistenta parlamentaria de su esposo, reseña el semanario satírico, Le Canard Enchaîné

>> Franceses predicen victoria de Fillon, pero no la desean

El dato: La legislación francesa permite a los parlamentarios contratar a familiares directos con la condición de que realmente desarrollen una función concreta y no sea un trabajo ficticio.

Según el semanario galo, la investigación se basa en los recibos de pago de Penelope Fillon, de 60 años, cuyo trabajo afirma la publicación se remuneraba a partir de una cantidad reservada a los diputados del Parlamento para pagar a sus asistentes.

De acuerdo con el diario Le Parisien, la investigación preliminar por “desvío de fondos públicos, abuso de bienes sociales y encubrimiento de estos delitos”, a cargo de la Dirección Central de la Policía Judicial, se centrará en verificar si la señora Fillon efectivamente prestó servicios a cambio del salario que cobraba.

El dato: En 2002, una vez que el líder conservador fue nombrado ministro de Asuntos Sociales, cedió provisionalmente el escaño parlamentario a su sustituto, Marc Joulaud, quien volvió a contratar a Penélope por 7.000 euros (7.513,80 dólares) al mes del total de 9.000 euros de que disponen los legisladores para un máximo de cinco ayudantes.

>> Fillon será el candidato presidencial de la derecha francesa

En 2012, después de que su marido estuviera al frente de varias carteras, entre ellas la de primer ministro del entonces presidente Nicolás Sarkozy, Penélope fue contratada de nuevo directamente por su marido, elegido otra vez ese año diputado por la región de Sarthe.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.