• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 2 febrero 2016
teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

El Gobierno aseguró que no hay necesidad de cancelar los Juegos Olímpicos Rio 2016 por el brote del virus, debido a que la alarma de riesgo está en las mujeres embarazadas. 

El Gobierno de Brasil aseguró que la proliferación del zika no es un riesgo para los turistas que visiten el país con motivo a los Juegos Olímpicos 2016, que este año se llevarán a cabo en Rio de Janeiro.  

"No hay riesgo de venir aquí, sólo lo hay para las mujeres que estén embarazadas", dijo el ministro de Presidencia, Jaques Wagner, en una rueda de prensa tras culminar una reunión liderada por la jefa de Estado, Dilma Rousseff, para coordinar acciones de respuesta al zika.

Brasil descartó la posibilidad de cancelar las olimpiadas que están previstas  del 5 al 21 de agosto.

Lea aquí--> Esgrimistas venezolanos buscan cupo para Olímpicos en Vancouver 

"Tenemos que explicar a quienes vienen a Brasil, los atletas, que el riesgo es cero si no es una mujer embarazada", comentó Wagner.

Debido a la alta preocupación por el zika, el Ejecutivo se encargará de hacer campañas de información sobre el virus, que ha sido declarado como una emergencia sanitaria mundial por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).   

El Zika, transmitido por mosquitos, se ha propagado rápidamente por América.
Las embarazadas son las que corren más peligro si lo contraen, ya que ha sido relacionado con casos de microcefalia, una condición en que el bebé nace con el cráneo más pequeño de lo habitual.

Por su parte, el ministro de Sanidad de Brasil, Marcelo Castro, admitió que el brote del zika en el país suramericano es peor de lo que se pensaba.

Comentó que el problema no fue atacado rápidamente, debido a que en el 80 por ciento de los casos, los pacientes no presentaban síntomas, por lo que no eran reportados como contagio de zika.

Atletas preocupados por el zika

Varios atletas no brasileños han manifestado su preocupación por la proliferación del zika en Brasil. Algunos han dicho que tomaran las medidas necesarias para evitar ser contagiados. 

Hablaron sobre la posibilidad de embadurnarse con repelente para mosquitos, permanecer dentro de sus habitaciones de hotel y alejarse del agua y las playas, con el fin de evitar el agente propagador del virus.

Por ejemplo, Aline Silva, es una luchadora brasileña, ha padecido dengue dos veces y no quiere correr ningún riesgo con el virus del zika.

"Para mí es muy preocupante", declaró Silva, quien dijo que se aplica repelente cada 90 minutos cuando está fuera de casa.

"Realmente, el problema más grande es entrenar y competir, ya que es cuando no puedo utilizar el repelente", agregó. 

Por su parte, la luchadora estadounidense Adeline Gray, tres veces campeona mundial y que será favorita para el oro olímpico, comentó: "Creo que si estuviera planificando tener un hijo el siguiente mes, me sentiría muy incómoda sobre esto, tal vez eso hubiera cambiado mi decisión (de venir aquí)".

Gray afirmó que sus entrenadores le han prohibido nadar en Brasil durante su corta estancia.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.
facebook twitter google plus instagram pinteres youtube
Suscríbete a nuestro boletín de noticias