• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Desde la semana pasada el grupo indígena intenta detener pacíficamente la construcción de la represa por parte de DESA.

Desde la semana pasada el grupo indígena intenta detener pacíficamente la construcción de la represa por parte de DESA. | Foto: copinhonduras.blogspot.it

Publicado 20 octubre 2015

Los indígenas iniciaron un plantón para rechazar la construcción de una represa al lado del río Gualcarque, a manos de la empresa DESA, en el departamento de Santa Bárbara.

El grupo indígena Lenca de Honduras rechaza desde el pasado 13 de octubre la construcción de una represa a cargo de la empresa Desarrollos Energéticos (DESA), al lado del río Gualcarque.

Para DESA la zona no es territorio indígena, sin embargo las comunidades organizadas bajo el apoyo del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), le puntualizaron que los Lencas están en el departamento de Santa Bárbara y muchos otros. Categóricamente, manifestaron que “el río no se toca”, publicó el Copinh.

Lee: Honduras: Países pobres son los que pagan el cambio climático

De acuerdo a la nota del Copinh, los Lencas, construyeron un puente para poder cruzar el río y comprobar los daños provocados por DESA en la montaña. Aseguraron que no fue fácil llegar al otro lado del río porque militares de la Tropa de Investigación y Grupo de Respuesta Especial de Seguridad (TIGRES) —entrenada por las Fuerzas Armadas de EE.UU. y la Policía Nacional Colombiana— le impedían su actividad de plantón.

Mientras tanto, los Lencas manifestan de forma pacífica para detener la construcción de la represa, hasta que DESA desaloje el lugar y abandonen el río Gualcarque. Aseguraron que el río es fuente de vida para las comunidades indígenas Lencas, por lo que ni militares ni policías “podrán impedir la digna lucha del Copinh”.

Lee también: Los indignados de Honduras rechazan propuesta de la OEA

“El jueves 15 cayeron piedras de varias toneladas sobre el campamento, afortunadamente no arrollaron a nadie pues lo hubiese matado, el responsable es DESA por el desmonte de la montaña que esta llevando acabo, no queremos pensar que fuera intencionado”, aseguró la Copinh.

Tambipen informaron que el “sábado 17 dispararon hiriendo a un compañero, la resistencia pacífica del COPINH acaba de comenzar, pero DESA y sus aliados (el gobierno) están utilizando la violencia contra los indígenas Lencas desde el primer día”. Responsabilizaron  a DESA y al Gobierno Hondureño “de lo que pueda pasar”.

Sepa más: Honduras sin justicia y sin soberanía


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.