• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 27 mayo 2016

El presidente de Francia defendió la reforma laboral y criticó las manifestaciones promovidas por sindicatos y grupos estudiantiles.

El presidente de Francia, François Hollande, defendió la reforma laboral al señalar que la nueva ley de Trabajo es "buena”  y aseguró que contribuirá a "modernizar" la economía y dará "garantías" a los trabajadores. 

"Mantengo mi posición porque pienso que es una buena reforma y que debemos avanzar hacia su adopción", aseveró en rueda de prensa al término de la cumbre del G7 celebrada hoy en Ise-Shima (centro de Japón).

Francia es escenario de constantes manifestaciones contra el proyecto de legislación  laboral que el Ejecutivo quiere aprobar por decreto. 

>> Choques violentos en marchas contra reforma laboral en Francia

Durante la cumbre del G7 en Japón, Hollande dejó claro que no renunciará a esta reforma y seguirá "hasta el final", de tal forma que las nuevas medidas puedan entrar en vigor en septiembre.

El mandatario galo ha criticado duramente las medidas adoptadas por los sindicatos para protestar contra la nueva ley, Hollande sostuvo que desde el Gobierno siempre ha llamado al diálogo y se opone a que las conversaciones se den bajo la amenaza de un "ultimátum".

Los siete sindicatos y organizaciones de estudiantes que se oponen a la reforma laboral pidieron "continuar y amplificar las movilizaciones" en un comunicado conjunto emitido el pasado jueves horas después de las protestas registradas en la octava jornada de huelga.

>> Francia reafirma que no retirará reforma laboral

Llaman a intensificar las protestas

Las organizaciones de trabajadores lideradas por la Confederación General del Trabajo (CGT) explicaron que pretenden organizar las nuevas acciones de protesta con vistas a la próxima jornada de manifestaciones que han fijado para el 14 de junio, coincidiendo con el inicio de los debates sobre el proyecto de ley en el Senado.

En el documento las agrupaciones sindicales dijeron que van a poner en marcha lo que llaman la "votación ciudadana" con la que quieren dejar en evidencia que la mayoría de los franceses están en contra de la reforma laboral que lleva el nombre de la ministra de Trabajo, Myriam El Khomri.

>> Arrecian protestas en Francia: sector eléctrico se une

También criticaron "la violencia" de las declaraciones del Gobierno del primer ministro Manuel Valls, por su "menosprecio con el movimiento social y su empecinamiento por no retirar" la reforma laboral, lo que "refuerza la determinación" de los que la combaten.

El secretario general de la CGT, Philippe Martínez, insistió en la exigencia de que el Ejecutivo retire el proyecto de ley y lo justificó porque el texto "no conviene al 70 por ciento de los franceses".

En las manifestaciones del pasado jueves en todo el país participaron 153 mil personas, según la policía, y 300 mil de acuerdo con los datos de la CGT.

>> Cancelan 15% de vuelos en París en rechazo a la reforma laboral

La próxima semana hay convocadas una larga serie de huelgas en el servicio de  transporte, algunas de ellas indefinidas, y en el caso de los controladores aéreos podría prolongarse del 3 al 5 de junio, aunque en este caso por razones propias, ajenas a la reforma laboral.

En contexto

Las protestas en contra del proyecto de ley que pretende reformar la norma que regula el trabajo en Francia se desarrollan desde hace tres meses.
Sus detractores sostienen que esta ley perjudica los derechos de los trabajadores y beneficia al empresariado. El Gobierno indica que la reforma laboral es una medida para hacerla frente a la tasa de desempleo que se mantiene en el país por el 10 por ciento. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.