• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Otto Pérez Molina sigue empeñado en que no renunciará a su cargo.

Otto Pérez Molina sigue empeñado en que no renunciará a su cargo. | Foto: Archivo

Publicado 11 junio 2015

Una comisión investigadora se encargará de evaluar la medida de retiro de inmunidad para el mandato presidencial que se vencerá en enero de 2016.

El Congreso de Guatemala celebrará en las próximas horas una sesión extraordinaria, para evaluar el retiro de inmunidad del presidente Otto Pérez Molina.

​Esta decisión se da tras un fallo de la Corte Suprema de Justicia,  que emitió una sentencia para investigar al mandatario guatemalteco por los recientes escándalos de corrupción.

El presidente de la Corte, José Baquiax, informó que la medida fue "unánime" por parte de los magistrados y por ende  se remitirá "inmediatamente" el expediente del caso al Congreso de la República.

El Parlamento guatemalteco deberá formar una comisión investigadora para determinar si le retira o no la inmunidad a Pérez Molina, cuyo mandato termina en enero de 2016.

EL DATO: Es la primera vez que la justicia guatemalteca emite una sentencia para investigar a un presidente desde 1985.

Pese a las reiteradas denuncias en su contra por los casos de corrupción el mandatario guatemalteco reiteró que no renunciará a la presidencia de su país. 

“Ya lo he dicho. Hay un mandato constitucional y es una responsabilidad y una obligación entregar el cargo en enero de 2016”, dijo el martes Pérez Molina en una rueda de prensa celebrada en Casa Presidencial.

Reconociendo la existencia de denuncias que hay sobre hechos de corrupción, alegó que a algunos no les interesa celebrar las elecciones generales y urgió a las entidades jurisdiccionales a cumplir con la Constitución y organizar los comicios ya convocados por el Tribunal Supremo Electoral.

EN CONTEXTO

Miles de guatemaltecos han protestado en los últimos días en Ciudad de Guatemala (capital) y otros puntos del país contra el presidente Otto Pérez Molina, ante la ola de escándalos revelados.

El pasado 25 de abril, el diputado indígena del Movimiento Winaq de Guatemala, Amilcar Pop, denunció al presidente Otto Pérez Molina, y a su exvicepresidenta, Roxana Baldetti, por ocho delitos, entre ellos asociación para delinquir y enriquecimiento ilícito.

Grupos civiles piden que se le abra una investigación al mandatario por su supuesta responsabilidad en la adjudicación de un millonario contrato del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) con la farmacéutica Droguería Pisa, para el tratamiento de enfermos con insuficiencia renal.

LEA TAMBIÉN:

Guatemaltecos se movilizan para exigir renuncia del Presidente


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.