• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La mesa de diálogo “lleva implícita la necesidad de reconocernos los unos a los otros”, asegura el Gobierno venezolano.

La mesa de diálogo “lleva implícita la necesidad de reconocernos los unos a los otros”, asegura el Gobierno venezolano. | Foto: EFE

Publicado 12 noviembre 2016

Plantea abordar temas como el respeto a la soberanía; el cese al odio y a la violencia; a la guerra económica y a las campañas de desprestigio.

El Gobierno de Venezuela presentó cuatro consideraciones sobre los puntos que deben ser abordados en las conversaciones con sectores de la oposición, junto a acompañantes de la Unasur y el Vaticano.

En un documento entregado ante la Mesa de diálogo, la delegación gubernamental señaló como necesaria “la discusión franca” sobre el cese al intervencionismo y respeto de la soberanía nacional, así como al Estado de derecho.

Además, mencionan como otro de los temas a debatir el cese al odio y a la violencia psicológica, racial, política y criminal y a las campañas de odio; así como cese a la guerra económica y al bloqueo económico, financiero y comercial contra Venezuela.

Finalmente, el Gobierno Bolivariano insiste en el cese de las falacias y campañas de desprestigio contra Venezuela, en lo que denuncia como, “en una estrategia articulada con centros internacionales”.

>> Samper: Segunda reunión de diálogo en Venezuela fue muy exitosa

“Insistimos en que deben ser los grandes temas, aquellos que conciernen a nuestras mujeres y hombres, a nuestras generaciones del futuro, que aspiran de los factores políticos que se alejen del cálculo y la retórica mezquina y promuevan acuerdos para el bien común”, reza el texto.

Además, en documento presentado también a los acompañantes internacionales hace un recuento de “la actitud y el planteamiento violento de la derecha venezolana” que ha empeorado con el Presidente Nicolás Maduro y de los esfuerzos de la Asamblea Nacional con mayoría de la derecha para derrocarlo.

Los acompañantes internacionales son el monseñor Claudio María Celli, enviado especial del Papa Francisco; Ernesto Samper, secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), y los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.