• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Estado intentó romper diálogo por supuesto sabotaje (Foto:EF)

El Estado intentó romper diálogo por supuesto sabotaje (Foto:EF)

Publicado 29 octubre 2014

Luego de romper las negociaciones con los sindicalistas de Japdeva por la supuesta quema de fotografías de funcionarios del Ejecutivo, el ministro del Trabajo,Víctor Morales, anunció que buscarán solución a la huelga portuaria.

El gobierno de Costa Rica informó que convocó a los sindicalistas portuarios a retomar las conversaciones este jueves a fin de terminar con la huelga iniciada hace ocho días en rechazo a la construcción de un puerto privado. 

El ministro de Trabajo, Víctor Morales, explicó que tiene previsto reunirse con el Sindicato de Trabajadores la Junta Administradora de los Puertos de la Vertiente Atlántica (Sintrajap), que junto a los portuarios de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) mantienen paralizadas las labores en Puerto Caribe.

"Hemos convocado a la directivos de Sintrajap a reunirse mañana en el Ministerio de Trabajo, con esto reanudaremos las conversaciones, para que podamos avanzar en la terminación de esta huelga", expresó Morales.

Más temprano, el ministro costarricense anunció la fractura del diálogo con la cúpula del Sindicato de Trabajadores (Japdeva), a causa del saboteao de sus dirigentes, quienes según Morales "participaron en la quema de fotografías del presidente Luis Guillermo Solís y varios de sus ministros", lo que extiende la huelga por falta de acuerdo. 

"La quema de fotografías del señor presidente de la República y de sus ministros, así como las amenazas públicas en medios de comunicación, son actos repudiables que no pueden ser tolerados por un pueblo que ama la democracia y aspira a la paz social duradera", expresó Morales en un comunicado.

La Demanda

Los sindicalistas se oponen al contrato pactado con la empresa -específicamente contra una cláusula que le otorga a la transnacional la exclusividad para atender barcos de contenedores en el complejo portuario de Limón- lo que le quitaría a Japdeva la posibilidad de cargar y descargar contenedores desde los barcos hasta el muelle y viceversa. Exigen que no haya exclusividad abusiva de una las partes.

Rechazan las cláusulas de un contrato firmado por la anterior administración, de la presidenta Laura Chinchilla (2010-2014), con la empresa transnacional APM Terminales, para la construcción de una nueva terminal portuaria. Esto se traduce en monopolio de los servicios de carga y descarga de mercadería en Limón, por donde se concreta más del 80 por ciento de todo el comercio exterior del país.

Unos 600 trabajadores de la provincia el Limón, quedarán sin empleo y que las tarifas de servicios portuarios se elevarán hasta en un 300 por ciento. Ante la queja, Solis ofreció una compensación para realizar inversiones por unos 800 millones de dólares en turismo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.