• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Recomendó a los países latinoamericanos hacer el ejercicio de la autocrítica y alfabetizar políticamente a los ciudadanos.

Recomendó a los países latinoamericanos hacer el ejercicio de la autocrítica y alfabetizar políticamente a los ciudadanos. | Foto: brasildefato.com.br

Publicado 14 abril 2016





El escritor brasileño manifestó que la nación norteamericana siempre está detrás de planes para desestabilizar políticamente a su país, como es el caso de juicio político que se fragua contra la presidenta Dilma Rousseff.

El escritor brasileño Frei Betto aseguró este jueves que Estados Unidos (EE.UU.) pretende que la región latinoamericana sea su patio trasero. 

“Los yanquis harán de todo para que nuestro continente vuelva a ser el patio de fondo de ellos”, manifestó Betto.

El teólogo argumentó que en el aumento de las doctrinas conservadoras en su país y en otras naciones hay una influencia directa de EE.UU.

>> Convocan movilización continental en apoyo a Rousseff

Ante ese panorama recomendó a los Gobiernos progresistas que llegaron al poder reconocer sus errores como de “no haber cuidado de la alfabetización política del pueblo”.

Sobre las acusaciones contra la presidenta Dilma Rousseff, las calificó de golpe blando como en el caso de Honduras (2009) y Paraguay (2012).

Vislumbró que de efectuarse el juicio político contra la mandataria, Brasil entrará en una desestabilización política permanente.

Analizó que pese a errores de no realizar una reforma estructural, desestimar el valor de los movimientos sociales, el consumismo y despolitización de ese país, “los más pobres tuvieron conquistas importantes: 45 millones salieron de la miseria, no hubo criminalización de los movimientos sociales y la política externa fue independiente. Si Dilma cae, Brasil pasará del Estado de Derecho al Estado de la derecha”.

>> Instalan en Brasil campamento en defensa de la democracia

El autor de más de 60 libros lamentó que no cree en una pronta recuperación del Partido de Trabajadores (PT). “La vinculación de algunos de sus dirigentes en la corrupción quedará como una herida sin cicatrizar. El PT tiene que reinventarse de otros modos. Pero antes debería hacer una serie de autocríticas”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.