Francia pide a sus ciudadanos abandonar Yemen | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Francia se suma a EE.UU. y Reino Unido que también han cerrado sus embajadas en Yemen

Francia se suma a EE.UU. y Reino Unido que también han cerrado sus embajadas en Yemen | Foto: Embajada de Francia en Yemen

Publicado 11 febrero 2015

Francia decidió cerrar su embajada en Yemen a partir del 13 de febrero al igual que EE.UU. y Reino Unido, debido a los problemas de seguridad después de que los hutíes tomaran el poder.

La embajada de Francia exhortó a los ciudadanos franceses residentes en Yemen a abandonar el país lo antes posible tras los últimos acontecimientos en Saná, donde los rebeldes hutíes tomaron el poder,  y anunció además que desde el próximo viernes 13 de febrero se cerrará provisionalmente la legación diplomática.

“Dados los recientes acontecimientos políticos, y por razones de seguridad, la embajada los invita a irse provisoriamente de Yemen, tan pronto como sea posible, a través de vuelos comerciales de su conveniencia”, reza un comunicado publicado en el sitio web de la embajada.

En este sentido, Francia se suma a Reino Unido y EE.UU. que también cerraron su embajada en Yemen de manera temporal.

Tras la disolución del Parlamento y la formación de un Consejo Presidencial Provisional, luego de la renuncia del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, el movimiento rebelde de los hutíes hizo en un acto en el Palacio Republicano de Saná una declaración constitucional con la que se pretende llenar el vacío de poder dejado por la renuncia de Hadi y del Gobierno el pasado 22 de enero.

Con estos acontecimientos, Yemen se encamina hacia una nueva etapa política bajo el mando de Abdelmalek al Huti, por lo que las monarquías petroleras del Golfo, denunciaron un golpe de Estado en ese país.

En contexto
La crisis en Yemen comenzó por la creación de un proyecto de Constitución presentado por el entonces presidente Abdu Rabu Mansur Hadi, el cual buscaba dividir el país en seis regiones federales. Esta posición es contraria al acuerdo alcanzado en septiembre con el movimiento Ansarolá bajo supervisión de las Naciones Unidas.
El movimiento rebelde de los hutíes, o Ansar Alá (Seguidores de Dios), surgió a principios de los noventa y en la década siguiente se levantó en armas en varias ocasiones reclamando del Gobierno mayor autonomía para su provincia natal, Saada, en el noroeste del país.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.