• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Ante la inusual coloración, distintos atletas manifestaron temor de sufrir algún problema de salud.

Ante la inusual coloración, distintos atletas manifestaron temor de sufrir algún problema de salud. | Foto: EFE

Publicado 11 agosto 2016

La fosa olímpica de clavados en los JJOO Río 2016 adquirió el martes un misterioso tono verde y no ha regresado a su tono azul.

La coloración verdosa del agua de las piscinas olímpicas de saltos y waterpolo en Río de Janeiro "no constituye ningún riesgo para la salud y la seguridad de los nadadores y no hay razón para que la competición se vea afectada", explicó la Federación Internacional de Natación (FINA) en un comunicado.

La FINA aclaró en una declaración el motivo del cambio de color del agua en la fosa de clavados: "La FINA puede confirmar que la razón del inusual color del agua observado durante las competencias de clavados de Río 2016 es que los tanques de agua se quedaron sin algunos químicos utilizados en el proceso de tratamiento del agua. En consecuencia, el nivel de pH del agua estaba fuera de la gama normal, lo que causó la descoloración".

>>Joven Katie Ledecky suma tres medallas de oro en Río 2016

"El Comité de Medicina Deportiva de la FINA realizó pruebas sobre la calidad del agua y concluyó que no existe riesgo a la salud y la seguridad de los atletas y que no hay razones para que las competencias resulten afectadas", añadió.

Cornel Marculescu, director ejecutivo de la FINA, también dijo que el agua no tiene ningún efecto sobre la salud de los atletas. "Siempre ponemos en primer lugar la salud y seguridad de los atletas", dijo. "Hoy hicimos pruebas al agua en tres ocasiones y es segura".

Parece que a los clavadistas no les importó mucho el color del agua. Chen Roulin de China, ganadora del evento de plataforma sincronizada de 10 metros femenino, dijo que no le afectó.

>>¿Por qué las marcas en la piel de Michael Phelps?

Tom Daley de Reino Unido incluso dijo que el que la piscina olímpica tuviera un color verde los ayuda en los clavados porque "saben hacia dónde es la salida".

El astro clavadista de 22 años de edad dijo que no sabía por qué el agua era verde y en broma dijo que quizá "Shrek estuvo en la fosa".

La estrella clavadista mexicana Paola Espinosa dijo que "nos dimos cuenta, pero no tenía mal olor y no quedó nada en la piel, de modo que realmente no nos afectó".

La fosa olímpica de clavados adquirió el martes un misterioso tono verde y no ha regresado a su tono azul.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.