• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los manifestantes llevan camisas amarillas con el nombre del movimiento Bersih (coalición por unas elecciones limpias y justas)

Los manifestantes llevan camisas amarillas con el nombre del movimiento Bersih (coalición por unas elecciones limpias y justas) | Foto: EFE

Publicado 30 agosto 2015

En una masiva concentración durante el segundo día de protestas contra las autoridades del país, Mahatir Mohamad exhortó a los ciudadanos a derrocar al Ejecutivo.

El exprimer ministro de Malasia, Mahatir Mohamad, exigió este domingo la dimisión del primer ministro de la nación, Najib Razak, a quien se le acusa de malversación de fondos y cuyo partido lleva 58 años en el poder. 

En una masiva concentración durante el segundo día de protestas contra las autoridades del país, Mohamad exhortó a los ciudadanos a derrocar al Ejecutivo e indicó que "el pueblo debe demostrar su poder. El pueblo en su totalidad no quiere a este líder corrupto".

Por más de 24 horas miles de malasios manifiestan en Kuala Lumpur (capital), donde según los organizadores del evento aseguran que se han congregado unas 300 mil personas, mientras que las autoridades del país ubican la cantidad de manifestantes de 25 mil personas.

Muchos de los participantes en la actividad, acamparon en el centro de la ciudad y al amanecer retomaron la movilización mezclando discursos, cánticos y oraciones en un ambiente festivo. 

"Esperamos tener a tanta gente como ayer y enviar el siguiente mensaje al Gobierno: mienten, roban e intimidan desde hace demasiado tiempo, y la gente ya no puede aceptar eso", declaró el manifestante, Simon Tam. 

Hasta ahora, las protestas se han realizado sin incidentes, pese a que las autoridades las habían prohibido, tras bloquear el acceso al sitio web de Bersih (coalición por unas elecciones limpias y justas), una ONG reformista y activista por los derechos humanos.

En contexto
Las manifestaciones estallaron luego de que se filtraran documentos donde se evidenciaba que el mandatario malasio recibió unos 700 millones de dólares de entidades vinculadas al fondo estatal de la deuda.
El escándalo financiero afecta a la sociedad pública Malaysia Development Berhad (1MDB), creada por iniciativa de Najib Razak, a su llegada al poder en 2009. 
La compañía tiene actualmente una deuda de unos 11 mil 185 millones de dólares, de los que se sospecha que malversó 715 millones.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.