• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El bombardeo del Gobierno de Trump a una base aérea Siria la madrugada de este viernes dejó al menos nueve muertos, incluidos cuatro niños.

El bombardeo del Gobierno de Trump a una base aérea Siria la madrugada de este viernes dejó al menos nueve muertos, incluidos cuatro niños. | Foto: Reuters

Publicado 7 abril 2017

Consideró que pese a cualquier beneficio obtenido por EE.UU. con el ataque, la suspensión por parte de Rusia del acuerdo de seguridad pactado "es una fuerte derrota". 

El ataque de EE.UU. contra la base aérea Siria que dejó al menos nueve muertos, incluidos cuatro niños, revela el aumento de la influencia militar en el Gobierno, aseguró este viernes el investigador en geopolítica del Colegio de México, Gilberto Conde Zambada.

"Es probable que el ataque sea el primer indicio del control que asumen los militares en la Casa Blanca, porque es una decisión peligrosa en un escenario sumamente riesgoso", dijo.

Conde, coordinador y coautor del libro Siria en el torbellino de Oriente Próximo, afirmó que si la decisión de lanzar 59 misiles desde buques de guerra en el Mediterráneo contra una base aérea en Shayrat, provincia de Homs, fue tomada por los militares estadounidenses, "se trata de una evaluación sumamente torpe, porque no veo de qué manera le puede servir a los intereses estratégicos de EE.UU.", afirmó.

Por su parte, el investigador advirtió que si la decisión fue de Trump "fue precipitada, esta circunstancia es sumamente peligrosa porque todo se le puede revertir, no solo a él, sino a sus propios militares y aliados".

>> Rusia suspende acuerdo aéreo en Siria pactado con EE.UU

El también director de la revista del Centro de Estudios de Asia y África del Colegio de México consideró que pese a cualquier beneficio lateral que pudiera haber obtenido Washington con el ataque, lo más importante es la suspensión por parte de Rusia del acuerdo de seguridad pactado con EE.UU. que evitaba el combate aéreo en territorio sirio. 

La respuesta del Gobierno del presidente de Rusia, Vladimir Putin "es una fuerte derrota para los intereses estratégicos de EE.UU. en Siria, porque ese acuerdo, vigente desde octubre de 2015 costó mucho trabajo y fue beneficioso", aseveró.

Asimismo, señaló que el bombardeo contra Siria también se debe a la necesidad del presidente Donald Trump de justificar el incremento al gasto militar en su país.

El ataque destruyó seis aviones MiG-23 de la Fuerza Aérea de Siria que estaban en hangares de reparación. | Foto: Sputnik Nóvosti.

>> Rusia: EE.UU. es hipócrita con su "solución política en Siria"


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.