• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El ataque de EE.UU. a Siria podría desatar un nuevo conflicto bélico.

El ataque de EE.UU. a Siria podría desatar un nuevo conflicto bélico. | Foto: Reuters

Publicado 7 abril 2017

El analista internacional Iñaki Gil de San Vicente afirma que uno de los principales retos es contener a Estados Unidos a fin de evitar una escalada de la guerra en Siria. 

El Ejército de Estados Unidos lanzó 59 misiles contra Siria, disparados desde dos destructores de la Armada en el mar Mediterráneo, que impactaron en varios sitios, incluyendo una base aérea cerca de Homs.

En entrevista exclusiva para teleSUR, el intelectual vasco Iñaki Gil de San Vicente explica las implicaciones de la decisión del presidente Donald Trump. 

¿Qué retos y riesgos enfrenta el mundo? 


Lo que se plantea para el futuro del mundo en estos momentos son dos niveles de problemas. El primero, que tanto Rusia, China, Irán y otros países puedan contener y demostrar a Estados Unidos que la política de agresión militar solamente puede conducir a una guerra de destrucción y que por tanto es conveniente buscar acuerdos que paralicen la situación.

El segundo lugar, las discusiones internas dentro de los Estados Unidos, no solamente entre sectores de propio Gobierno de Trump si no la resistencia popular cada vez más fuerte que no ven bien el duro imperialismo que quiere imponer Trump.

>> Israel y Turquía apoyan el bombardeo de EE.UU. contra Siria

Este factor es importante porque una de las causas que llevaron a Estados Unidos a retirarse de la guerra de Vietnam fue la fuerte oposición popular.

Al afán de que tiene la OTAN y el Gobierno norteamericano de arrasar Siria se le enfrenta la conciencia del mundo que de que eso podría generar una escalada incontrolable de violencia.

¿Cómo reaccionará el gobierno de Siria?


Bashar al Assad  acciona con mucha sabiduría y respeto a pesar de los errores que siempre se cometen en las guerras.

Si comparamos los crímenes del terrorismo, los actos de Al Assad han sido mucho menores que los realizados por los grupos armados en Siria.

Ahora mismo estará en contacto con Rusia, China y las  fuerzas de su  pueblo, analizando cómo es posible que este ataque estadounidense elabora una falsa excusa que impulse a las fuerzas terroristas.

Tendremos que esperar a un plazo de una semana o dos semanas para ver cómo se resuelve el panorama, lo más posible es que haya un primer de tiempo de frialdad y análisis, pero si Trump se empecina a seguir atacando, entonces el panorama se pone negro.

¿Fue el ataque de Estados Unidos en realidad contra Rusia?


Sí, es una estrategia pensada a medio plazo. Lo que se está jugando no es solamente un juego inmediato por el control de Medio Oriente, sino también una reordenación de potencias en auge (Rusia y China) que si bien tienen problemas internos, tiene bases que le dan ciertas ventajas a la situación de Estados Unidos.

En el año 2012 los servicios de inteligencia norteamericanos hicieron un estudio que informaban que para el año 2030 EE.UU. dejaría ser la primera potencia en el mundo.

>> Aliados de EE.UU. apoyan el ataque a Siria, afirma Tillerson

En el año 2010 los servicios de inteligencia europeos, también indicaron que alrededor de 2030 Europa tendría serios problemas de adquisición de recursos energéticos.

Para impedir perder su dominio sobre el mundo. Estados Unidos sabe que el enemigo a batir es el continente euroasiático por tanto lo que está planificando a medio plazo es controlar y destruir  el Medio Oriente, como ha destruido a Iraq, Libia y Afganistán, creando regímenes títeres a fin de cercar a China y a Rusia.

Es una política estratégica que se está desarrollando en estos momentos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.