• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El juicio político contra Dilma Rousseff continúa este martes cuando el Senado discute el caso antes de la votación final de los senadores.

El juicio político contra Dilma Rousseff continúa este martes cuando el Senado discute el caso antes de la votación final de los senadores. | Foto: ABI

Publicado 30 agosto 2016

El presidente de Bolivia informó este martes que convocará al embajador en Brasil si se aprobara la destitución contra la presidenta Dilma Rousseff.

Por medio de su cuenta en Twiiter, el presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró este martes que convocará a su embajador en Brasil, José Kinn, de prosperar el golpe de Estado contra su par Dilma Rousseff. 

 

El mandatario boliviano se ha manifestado en numerosas ocasiones en contra del juicio político que se lleva a cabo en contra de Rousseff, por considerar que se trata de un golpe de Estado, que va en contra de la voluntad popular. 

Este lunes, Morales señaló que quienes en este momento lideran el proceso de juicio político contra la presidenta brasileña "cumplen un vergonzoso encargo del imperio". 

Asimismo, lo calificó como "injusto" y añadió que el único juez que puede sancionar la conducta de Rousseff es el pueblo.

"A los expresidentes de derecha se los favorece con un manto de impunidad. A los presidentes de izquierda, persecución judicial y escarmiento", cuestionó.

>> Rousseff:Jamás atentaría contra la democracia o la Constitución

En contexto

Dilma Rousseff fue separada de su cargo el pasado 12 de mayo, después de que el senado de Brasil admitiera una demanda presentada en su contra por la emisión de tres decretos de suplementación presupuestaria y las llamadas "pedaladas fiscales".

Desde que se inició el proceso, la defensa de la mandataria y sus seguidores han denunciado que se trata de un golpe de Estado que se desarrolla bajo la figura de juicio político.

De ser considerada culpable tras la votación del pleno del Senado, Rousseff será separada de su cargo definitivamente e inhabilitada por un período de 8 años.

Si obtiene el apoyo de 54 de los 81 senadores, la presidenta podrá volver a su cargo hasta el final de su mandato en diciembre de 2018.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.