• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El mecanismo de eliminación de células muertas ayuda a proteger el cerebro.

El mecanismo de eliminación de células muertas ayuda a proteger el cerebro. | Foto: GFR Media

Publicado 7 abril 2016

El proceso de eliminación de células es terapéutico contra las enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson.

Un grupo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y del Salk Institute de Estados Unidos (EE.UU.) reveló el método que utiliza el cuerpo humano para eliminar neuronas muertas o moribundas del cerebro. Este proceso podría ser un aviso terapéutico contra las enfermedades neurodegenerativas o fase inflamatoria crónica como el Parkinson.

En la publicación de la revista Nature explicaron que cuando una persona llega a la adolescencia, el cerebro tiene la mayoría de neuronas que tendrá el resto de su vida, sin embargo, en el cerebro adulto existen todavía zonas que genera nuevas neuronas, aunque 80 por ciento mueren antes de completar su maduración y diferenciación.

>> Virus zika puede ocasionar infecciones cerebrales y de médula 

En el estudio determinaron que en estas partes del cerebro es necesaria la presencia de células inmunes especializadas, denominadas microglía, que son las que eliminan estas células muertas para proteger el cerebro.

Hace 20 años, los investigadores del Salk descubrieron que las células inmunes del organismo tienen receptores TAM, que son inhibidores fundamentales de la respuesta inmune innata en células centinela del sistema inmune.

Los expertos examinaron dos de estos receptores TAM: Axl y Mer de la microglía de los ratones y observaron que se producía una enorme acumulación de células muertas solamente en zonas muy específicas del cerebro, es decir, en las de neurogénesis.

"Cuando examinamos este proceso detenidamente y seguimos la maduración de la nuevas neuronas, observamos que en los ratones en los que se eliminaron Axl y Mer de la microglía, el número de nuevas neuronas que migraban y se integraban en el bulbo olfatorio (donde se halla la función olfativa de los animales) aumentaba enormemente en comparación con los animales de referencia", explicó González Través participante del estudio.

>> La diabetes no afecta solo a países desarrollados

Agregó que los resultados "sugieren que Axl y Mer no solo ayudan a la eliminación de células muertas sino que también podrían ser capaces de identificar neuronas que aún estando vivas, son defectuosas o disfuncionales".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.