• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El descubrimiento ofrece la posibilidad de tratamientos más efectivos

El descubrimiento ofrece la posibilidad de tratamientos más efectivos | Foto: vitalmente.com

Publicado 13 octubre 2015

Los tratamientos aunque son efectivos no logran frenar los efectos de estas enfermedades, que se hacen más fuertes con el trancurso del tiempo.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Copenhague, Dinamarca, ha descubierto que el Parkinson no heredable puede ser ocasionada por cambios en un gen regulador inmunológico conocido como interferón-beta (IFN-Beta).

El desarrollo de un novedoso tratamiento con el gen IFN-Beta impidió la muerte y los efectos neuronales de la enfermedad en estudio a través de un modelo experimental, de acuerdo con un trabajo difundido en la publicación especializada 'Cell'.

"Encontraron que IFN-beta es esencial para la capacidad de las neuronas para reciclar proteínas residuales. Sin él, las proteínas de desecho se acumulan en las estructuras asociadas a la enfermedad llamadas cuerpos de Lewy y con el tiempo, las neuronas mueren", explicó Patrick Ejlerskov, autor del informe.

Pruebas realizadas con roedores demostraron que el desarrollo de IFN en diversas regiones del cerebro contribuyen con el desarrollo de la enfermedad y afectan progresivamente la movilidad del cuerpo y la memoria del individuo.

Aunque se ha confirmado que el Parkinson no es una enfermedad de carácter hereditario, la identificación del gen responsable de la enfermedad abre la posibilidad de crear nuevos métodos terapéuticos de mayor efectividad.

"Cuando introdujimos la terapia con el gen IFN-Beta, pudimos prevenir la muerte neuronal y el desarrollo de la enfermedad. Nuestra esperanza es que este conocimiento permitirá desarrollar un tratamiento más eficaz de la EP", precisó el especialista Shohreh Issazadeh-Navikas.

El próximo objetivo de los expertos será comprender los mecanismo químicos del IFN-Beta protege las neuronas de trastornos del movimiento y demencia.

Lea también: Gotas de grasa en el cerebro serían causa del Alzheimer.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.