• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente del Gobierno español ahora aboga por Grecia en el Parlamento

El presidente del Gobierno español ahora aboga por Grecia en el Parlamento | Foto: ElDiario.es

Publicado 15 julio 2015

El presidente del Gobierno español, llama al primer ministro Alexis Tsipras a cumplir con sus responsabilidades, a pesar de que accede a discutir la transferencia de 10 mil millones de euros a la nación.

El Congreso de Diputados de España inició este miércoles el debate de aprobación del plan de ayuda financiera a Grecia, en el cual la nación europea deberá hacer una contribución de 10 mil millones de euros (11 mil 08 millones de dólares) en avales. 

De acuerdo con el diario El Mundo, España accedió a sumarse a los seis países de la zona euro que someterán a debate parlamentario la aprobación del tercer financiamiento a la nación helena, acordado el pasado lunes. 

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ahora dice estar de acuerdo con transferir la ayuda económica al Gobierno del primer ministro Alexis Tsipras, después de haber promovido una campaña de miedo en el país antes del referendo popular para que los griegos desecharan la propuesta del premier y se doblegaran a las imposiciones de la Troika. 

Rajoy comentó que el aporte de España es “mucho dinero”, si se suma a los 26 mil millones que el país ya ha ofrecido a Grecia. 

El llamado del presidente del gobierno español a debatir el paquete económico fue una sorpresa para el hemiciclo, incluso para sus aliados del Partido Popular, a pesar de que cuenta con la mayoría absoluta en la Cámara baja.

Según el periodista Juan Antonio Blay, esta “disposición” de Rajoy se entiende como un intento de prolongar el escenario político del país con la crisis griega, tras los hechos de corrupción en los que se ha visto envuelto, él y su partido. 

Pretende crear una matriz que cale especialmente entre la ciudadanía helena. “Esto lo hace para mantener la tensión de su estrategia del miedo ante la sociedad española”, dijeron a Público.es varios miembros de los grupos parlamentarios de la oposición, cita Blay en su artículo. 

Los acreedores de Grecia (Unión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) impusieron condiciones antes rechazadas por Tsipras, y este tuvo que aceptar implementar un plan de reformas para evitar un colapso financiero en el país . 

No dejes de leer » Tsipras: asumo el costo de firmar un acuerdo en el que no creo

"Es tiempo de que el gobierno griego muestre sensatez y responsabilidad", opinó Rajoy antes de someter el plan de ayuda a debate.

Venganza contra Tsipras

El enviado especial de teleSUR a Atenas (Grecia), Sergio Rodrigo, manifestó el martes que los líderes de la Unión Europea (EU) no confían ni en Tsipras ni en Grecia, “las medidas planteadas por ellos es como una venganza hacia el primer ministro griego por convocar el referendo, porque ellos lo que quieren es llevar a cabo políticas de austeridad (recortes sociales)”. 

 

Miles de ciudadanos griegos iniciaron este miércoles una huelga de 24 horas en contra del acuerdo alcanzado entre el Ejecutivo griego y el Eurogrupo, que se discute en el Parlamento. Sindicatos, organizaciones sociales, estudiantes, pensionados y trabajadores se manifiestan en rechazo al documento impuesto por los acreedores.

 

Contexto

Tras más de 13 horas de debate, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, explicó que Grecia aceptó un acuerdo financiero en el cual se establece un fondo para privatizaciones en el que depositará 50 mil millones en activos públicos, y además permite la recapitalización de los bancos por un valor de 25 mil millones de euros.

La noticia, que fue confirmada por Tsipras, causó malestar en el país heleno, que ha sido el más golpeado por la crisis económica en Europa y que ha tenido que luchar con fuertes medidas de austeridad impuestos por la Eurozona.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.