• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La Sociedad Colombiana de Pediatría denuncia que muchos de los decesos de niños en donde la desnutrición es determinante quedan bajo otro diagnóstico.

La Sociedad Colombiana de Pediatría denuncia que muchos de los decesos de niños en donde la desnutrición es determinante quedan bajo otro diagnóstico. | Foto: Semana

Publicado 4 febrero 2016



El periodista colombiano Gonzalo Guillén reveló la tragedia que ocurre en el departamento de La Guajira donde miles de niños han muerto por desnutrición. A la fecha esto sigue sucediendo y lo peor, comienza a expandirse.

La dramática situación de los niños que mueren por desnutrición en Colombia continúa y se extiende, amenazando con convertirse en un problema endémico.

Así lo alertó la Defensoría del Pueblo de ese país tras conocerse la muerte de un pequeño de un año en el departamento de Arauca (norte) donde seis niños más están en riesgo de correr con la misma suerte.

"Que la situación salga del departamento de La Guajira y se convierta en un problema endémico en otras regiones nos preocupa altamente", apuntó. 

Una enfermera hizo el recorrido con la Defensoría por el resguardo de San José de Lipa de la comunidad indígena Hitnú de Arauca. Allí se dio cuenta de que hay seis niños más con patologías de desnutrición crónica, erupciones cutáneas, conjuntivitis, neumonía, gastroenteritis y bronquitis.

Los menores fueron diagnosticados como pacientes en alto riesgo y, por eso, los trasladaron al Hospital San Vicente de Arauca donde fueron encontrados otros tres menores con problemas de desnutrición al igual que sus madres, de 13 y 16 años.

El defensor Alfonso Cajiao Cabrera acotó que no basta con la situación, sino que además les habían negado la atención médica por la falta de un documento de identidad, "algo que a la luz de las normas es abiertamente ilegal".

En La Guajira siguen muriendo

Medios locales informaron que en menos de una semana dos menores wayúu fallecieron por desnutrición en clínicas de Barranquilla.

Uno de ellos tenía tan sólo 11 meses y su peso era de una recién nacida (4.000 gramos). Duró 10 días en la Unidad de Cuidados Intensivos por presentar desnutrición severa, a pesar de los intentos de los especialistas, la pequeña no alcanzó a cumplir su primer año, murió el pasado sábado.

Tres días después, se registró el otro caso, un niño de 10 años quien padecía una patología pulmonar, pero el alto grado de desnutrición y sus bajas defensas afectaron su situación.

Ambos pequeños procedían de distintos resguardos de la comunidad indígena wayúu de La Guajira, donde lo esencial de la vida es escaso: agua y comida. Además no cuentan con centros de salud por lo que deben acudir a otras ciudades.

Esto simplemente es la triste historia de miles de niños que han muerto por esta causa en un país que presume de modernidad donde la cifra de niños muertos en La Guajira no es muy lejana a la de Ruanda, en África.
Allí la tasa de mortalidad de menores de cinco años por cada mil nacimientos es de 55, según el Banco Mundial, mientras que en La Guajira es de 45.

“La experiencia de desnutrición en Colombia es igual que en Etiopía”, dice Alicia Genisca, médica pediatra estadounidense que ha trabajado en países de África y ahora atiende a los niños con desnutrición crónica en el corregimiento de Mayapo en La Guajira, reseña Semana.

Colombia es un país que aspira ingresar al club de los países ricos, La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) cuya misión es “promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas alrededor del mundo”.

>> Colombia: Al menos cinco niños mueren cada semana por desnutrición 

Pero lo cierto es que en esa nación muere cada 33 horas un menor de cinco años por hambre, según estimaciones del Instituto Nacional de Salud de Colombia. 

Asimismo, según el mandatario de ese país suramericano, Juan Manuel Santos, las cifras oficiales indican que en los últimos ocho años se han registrado 294 muertes, negando la cifra denunciada por el líder de la Asociación de Autoridades Tradicionales Indígenas, Wayúu Shipia Wayúu, quién destacó que son cinco mil casos. 

Santos aseguró que en 2013 se registraron 26 muertes, en 2014 fueron 48 y en 2015 van 11 muertes de niños por desnutrición”, agregó el jefe de Estado a mediados del año pasado. 

Diario El Tiempo
El dato>> En La Guajira las más de 400 mil personas que conforman la comunidad wayúu viven los 365 días del año con temperaturas de entre 35 y 42 grados. Deben soportarla sin el suministro de agua, porque desde que se instaló -hace más de 10 años- una empresa minera en la región, han ido disminuyendo las garantías para que se pueda tener acceso al líquido. Las muertes son la evidencia del drama que en esa zona se vive. 

La olla fue destapada por el periodista Gonzalo Guillén

Una llamada realizada en el 2003 por la exalcaldesa de La Guajira, Yandra Brito al periodista colombiano Gonzalo Guillén, conocido por investigar casos de corrupción, llevó al comunicador a ahondar en el tema de la desnutrición de niños en la zona. 

Guillén contó en una entrevista realizada por el diario español El País que Brito lo llamó para decirle que el gobernador de La Guajira -para ese entonces-, Francisco Gómez había asesinado a su esposo y que la iban a matar a ella por lo que quería denunciar la amenaza que días después se convirtió en un hecho. 

"Le recomendé que colocara el caso ante las autoridades y luego veíamos como se hacía la denuncia publica. Dos meses después de que ella me llamó, pregunté por esa señora y me dijeron que Gómez la había asesinado, ahí comencé a hacer todo lo que estoy haciendo en La Guajira".

 

El periodista contó que desde ese momento empezó a trabajar en las denuncias contra el exgobernador (actualmente preso por homicidio), pero se dió cuenta que en esa zona lo más grave era la situación de los niños. Se internó en la comunidad durante más de dos años y lo que encontró lo describe en una sola palabra: “monstruosidad”.

Explica lo difícil que es ver cómo miles de niños mueren sin que el Estado actúe.

Guillén, documentó en imágenes lo que viven los Wayúu y ahora la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le pidió al Gobierno colombiano -en mayo pasado- que explique qué medidas ha tomado para atender a esa comunidad y el seguimiento que ha hecho a la crisis alimentaria que también afecta a esos indígenas. A la fecha los niños siguen muriendo de hambre y sed.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.