• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La familia del expresidente también fue salpicada por el escándalo de corrupción conocido como "La Linea"

La familia del expresidente también fue salpicada por el escándalo de corrupción conocido como "La Linea" | Foto: EFE

Publicado 5 abril 2016



La justicia ha congelado más de 700 mil dólares a la familia Pérez Leal por la investigación por corrupción que se lleva a cabo por el caso "La Línea".

Un juez de Guatemala ordenó el lunes embargar seis cuentas bancarias a nombre de la hija y la esposa del expresidente Otto Pérez Molina, quien actualmente cumple prisión preventiva por acusaciones de corrupción.

>> Guatemala: ¿Qué hizo Otto Pérez Molina durante su gestión?.

La cónyugue del expresidente Pérez Molina, Rosa María Leal Flores ha sido notificado sobre el embago de cinco cuentas bancarias a su nombre, en las que se pudo detectar casi cinco millones de quetzales (poco menos de 650 mil dólares).

Respecto a la hija del exjefe de Estado, Lissette Pérez Leal, fue embargada una cuenta con 500 mil quetzales (unos 65 mil dólares).

Además fue inmovilizado un vehículo familiar de un automóvil y otras cuentas bancarias con 5.5 millones de quetzales (más de 700.000 dólares).

Mientras tanto, Pérez Molina permanece privado de libertad de manera desde el pasado mes de septiembre a la espera de conocer si hay motivos para que enfrente un juicio oral y público, por presuntamente liderar la red de corrupción aduanera "La Línea", dedicada al contrabando, defraudación presupuestaria y lavado de dinero en las principales aduanas del país.

>> Juez decidirá el futuro de Pérez Molina por caso "La Línea".

En contexto
La red de defraudación aduanera "La Línea" operaba en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) de Guatemala y permitió la entrada de al menos 500 contenedores de mercancía de manera ilegal.
Tales negociaciones fraudulentas ocurrieron por la complicidad de varios funcionarios, familiares, colaboradores cercanos al expresidente y la exvicepresidenta, acusados de ser los principales líderes de la organización. Además, lograron conseguir al menos el 50 por ciento de las ganancias.
Producto del escándalo de corrupción, la exvicepresidenta Roxana Baldetti renunció a su cargo en mayo de 2015, luego de que fuera arrestada el 8 de ese mismo mes. El expresidente Otto Pérez Molina (2012-2015), por otra parte, renunció en septiembre.
Hasta ahora se ha determinado que en la trama fraudulenta también estaban involucrados el entonces director de la SAT, Omar Franco; así como su predecesor, Carlos Muñoz; el director de Recursos Humanos y el jefe del sindicato.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.