• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 28 agosto 2015

El informe anual de la del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) señala que Colombia es uno de los países con el mayor número de desplazados.

Falta de servicios básicos como agua, un alcantarillado, acceso a la salud y mucho menos a una vivienda, son algunas de las carencias que padecen miles de familias desplazadas producto de la violencia de grupos paramilitares que operan en Colombia.

El corresponsal de teleSUR, Milton Henao, se trasladó al sector de La Conquista, un asentamiento ubicado en la ciudad de Cúcuta (noreste de Colombia), donde una gran cantidad de desplazados han llegado para huir del conflicto armado.

La mayoría de estos ciudadanos se dedican al comercio de contrabando registrado en la frontera colombo-venezolana porque el Gobierno de ese país no les brinda oportunidades para tener una mejor calidad de vida.

Testimonios de una realidad

La historia de Marelis, una de las desplazadas por el conflicto interno en Colombia, la viven unos seis millones de colombianos que debieron huir de sus parcelas para evitar que los grupos paramilitares los asesinaran.

"Llegamos con las manos casi vacías, con bolsas negras en las que apenas pudimos meter un poco de ropa. Nos tocó dejar allá nuestras sillas, mesas, camas, colchones, estufa, todo”, relata.

 

Su casa la construyó entre latas, cartones y madera. Marelis cuenta que por medio de la venta de productos que llegan de contrabando desde la frontera colombo-venezolana a duras penas logra sobrevivir.

"En la medida de lo posible uno se dedica a la reventa de esos productos y no es mucho lo que se gana pero al menos puedo comer".

En profundidad: Paramilitarismo en Venezuela

Otro de los testimonios es el de Rosalba, quien narró cómo un grupo de paramilitares asesinó a su hermano, destruyó sus viviendas, sus enseres y la obligó a desplazarse.

"Antes de que nos mataran nos salimos de ahí con la pura ropa que cargábamos. Todas nuestras pertenencias se quedaron allá", explica.

 

Rosalba asegura que lo perdieron todo “aunque en realidad nunca tuvimos nada en nuestro país”.

Dos testimonios de los muchos que revelan el drama de los desplazados de Colombia. Una crisis social de la que poco se ocupa el Gobierno de ese país y una realidad que los medios de comunicación hegemónicos invisibilizan.

El dato
El informe anual del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) señala que Colombia es uno de los países del mundo con más desplazados (más de 6 millones). Sólo en 2014 se sumaron 137 mil.
 

Lea también
Colombianos refugiados en Venezuela gozan de una mejor vida


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.