• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 15 junio 2016

Guillaume Long aseguró que la CIDH, la Corte Interamericana y la mayoría de las relatorías actúan parcializadas porque reciben financiamiento externo.

El canciller de Ecuador, Guillaume Long, reiteró este martes la necesidad de reformar el Sistema Interamericano de Derechos Humanos debido a que actúa parcializado y politizado como consecuencia del financiamiento externo.

Desde la 46 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) en República Dominicana, Long también criticó que la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) esté en Washington, EE.UU., y pidió que se aloje en un país que pertenezca a la Convención Americana. Asimismo, aclaró que la nación norteamericana no forma parte de la misma.

>> Estrategias desestabilizadoras contra gobiernos progresistas

El canciller ecuatoriano señaló que la CIDH y la Corte Interamericana de Derechos Humanos deben tener un financiamiento voluntario y no específico, que provenga de los Estados que ratificaron la Convención Americana. 

Rechazó el último informe de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión porque tiene sesgos políticos y deja por fuera al Gobierno ecuatoriano. "Se ignora sistemáticamente la posición de gobierno, hay una franca politización de la libertad de expresión". 

Long señaló que la relatoría para la libertad de expresión es financiada por Open Society Foundation (OSF), que también aporta dinero a la ONG Fundamedios, la cual es abiertamente opositora al Gobierno de Ecuador y está involucrada en ataques para desestabilizar a ese país.

>> Las ONG como mecanismos de la CIA en América Latina

Ratificó que Ecuador tiene un firme compromiso con la libertad de expresión "de prensa y empresa, y de todos y todas sin racismo, sin sexismo y sin monopolio".

La reforma del Sistema Interamericano ya ha sido planteada por Ecuador y otros países años atrás. Un grupo de trabajo propuso un informe sobre el tema, en el cual recomendaban un mayor compromiso de los países partes en financiar a la CIDH y a la Corte mediante fondos voluntarios, pero no específicos, para así garantizar mayor independencia al sistema.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.