• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Miles de partidarios del EI promueven mensajes de muerte a través de Twitter.

Miles de partidarios del EI promueven mensajes de muerte a través de Twitter. | Foto: EFE

Publicado 10 agosto 2015

El autodenominado Estado Islámico (EI) se ha hecho responsable del carro bomba que estalló en la ciudad de Baquba.

Este lunes el Estado Islámico (EI) se adjudicó uno de los dos atentados perpetrados cerca de la ciudad de Baquba, en el este de Irak, que han causado la muerte de 47 personas y 80 heridos. 

Leer aquí: EN CLAVES: ¿Quién financia al Estado Islámico?

El grupo terrorista se hizo responsable del carro bomba que estalló, según fuentes locales, en un mercado que está ubicado al norte de la ciudad de Baquba, en el cual murieron al menos 40 personas y otras 55 resultaron heridas. 

Las fuentes suníes han dicho que  los objetivos han sido los "negacionistas", en un comunicado que fue difundido por la redes sociales respecto a los musulmanes chiíes. 

En otro hecho registrado al este de la ciudad, al menos siete personas fallecieron y otras 25 tuvieron que ser auxiliadas por médicos. 

Sabías que el Estado Islámico supera las 50 mil cuentas en Twitter

EL DATO→   El Estado Islámico (EI) es considerado una de las organizaciones terroristas más adineradas del mundo, su gran capital económico es el resultado del robo de enormes cantidades de dinero en efectivo y lingotes de oro de algunos bancos durante el asedio a Mosul, la segunda ciudad de Irak.  
También, el Gobierno iraquí acusa a Arabia Saudita de apoyar financieramente al EI, mientras que expertos señalan la existencia de dinero proveniente de la venta del petróleo extraído de pozos bajo su control. 
Al mismo tiempo, el intelectual francés Thierry Meyssan denunció que en 2014, el Congreso de Estados Unidos celebró aprobó en secreto financiamiento para el Frente Al-Nusra (miembro de Al-Qaeda) y para el entonces llamado Emirato Islámico en Irak y el Levante (EIIL).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.