• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Estados Unidos ha cambiado su política económica hacia Argentina, luego de que Macri iniciara las negociaciones con los fondos buitre.

Estados Unidos ha cambiado su política económica hacia Argentina, luego de que Macri iniciara las negociaciones con los fondos buitre. | Foto: EFE (archivo)

Publicado 26 febrero 2016

Estados Unidos espera que los fondos buitre "sean capaces de resolver sus diferencias y alcanzar un principio de acuerdo" por medio de las negociaciones que adelanta el presidente de Argentina, Mauricio Macri.

El secretario de Tesoro de los Estados Unidos, Jacob Lew, se manifestó complacido por las negociaciones que lleva adelante el presidente de Argentina, Mauricio Macri, con los fondos buitre y por los "continuos esfuerzos para resolver la disputa de larga data".

Tras sostener una reunión con el ministro de Haciendas y Finanzas, Alfonso Prat Gay, el funcionario estadounidense manifestó sus deseos de que "todos los acreedores sean capaces de resolver sus diferencias y alcanzar un principio de acuerdo" con la nación suramericana.

>> Macri endeudará a Argentina para pagar a fondos buitre

El dato: Argentina tendrá que endeudarse para pagar a los fondos buitre, con los que negocia el gobierno del presidente Mauricio Macri, que pactó con cinco nuevos bonistas por alrededor de 450 millones de dólares.
El acuerdo logrado por el Gobierno argentino con los cinco bonistas se logró bajo la condición de que el Congreso derogue las leyes Cerrojo y Pago Soberano, logradas en el Gobierno de la expresidenta Cristina Fernández.

El encuentro ocurrió en el marco de las reuniones entre los ministros de Economía y Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del Grupo 20 que se celebran en Shanghai, China.

>> ¿Cambiemos o volvamos? La política de endeudamiento en Argentina

En contexto

El pasado enero, el secretario de Tesoro de los Estados Unidos informó que su Gobierno dejará de oponerse a los préstamos a la Argentina de bancos multilaterales de desarrollo, entre ellos, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Sin embargo, señaló que cada proyecto será considerado con base en los méritos del país.

Entre 2011 y 2012, los fondos buitre, conformados por diferentes acreedores extranjeros, reclamaron el pago de la deuda de mil 300 millones de dólares, es decir, el 100 por ciento de la misma adquirida por Argentina, además del pago de intereses, hecho que avaló el juez de Nueva York, Thomás Griesa.

Argentina nunca se negó a cancelar la deuda, sin embargo, apeló la decisión del Tribunal estadounidense, buscando la reestructuración de los pagos.

En 2014, bajo el mandato de Cristina Fernández, se logró revertir la decisión de Griesa, congelando el pago de 700 millones de dólares adicionales a la deuda, aunque se mantiene el litigio entre los acreedores y el país suramericano.

Tras la llegada de Mauricio Macri a la Presidencia, se dio a conocer la renegociación con los fondos buitre, pero éste admitió que las reuniones con los acreedores buscaban el default en Argentina y que no iban "tan bien" como se esperaba.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.