• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La pareja no retirará la demanda hasta que la funcionaria se comprometa a emitir las licencias de matrimonio a todos los homosexuales que la soliciten.

La pareja no retirará la demanda hasta que la funcionaria se comprometa a emitir las licencias de matrimonio a todos los homosexuales que la soliciten. | Foto: ciudadanodiario

Publicado 7 julio 2015

La secretaria del condado de Hood, al norte de Texas, Katie Lang se ha negado a emitir licencias de matrimonio a parejas homosexuales por considerar que la unión legal debe ser entre un hombre y una mujer.

Sólo diez días después de que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos (EE.UU.) aprobara el matrimonio igualitario, una pareja homosexual de Texas interpuso una demanda contra una funcionaria de ese estado sureño, quien se ha negado en repetidas oportunidades a emitir licencias para la unión legal de personas del mismo sexo. 

Aquí-→ EE.UU. reconocerá matrimonio igualitario en otros seis estados.

La demandada es la secretaria del condado de Hood, en el norte de Texas, Katie Lang, quien ha estado involucrada en conflictos desde que anunció su decisión de no expedir licencias a homosexuales, argumentando que “el matrimonio es para un hombre y una mujer, porque así lo dice la Biblia”.

De los 50 estados de EE.UU., solo 36, más el distrito de Columbia, permitían el matrimonio igualitario.

Lang, ante las acusaciones legales en su contra, dijo: “me pueden multar y me pueden demandar, pero hoy en día eso lo hacen por cualquier cosa”, resaltó.

Los demandantes fueron Jim Cato y Joe Stapleton, quienes llevan 27 años de relación amorosa. Este lunes interpusieron formalmente la demanda y lograron ser escuchados para obtener la licencia de matrimonio. 

Intimidación policial

Cuando la pareja homosexual fue a solicitar la firma y el sello de su formulario, requisito indispensable para hacer efectiva la unión marital, la secretaria Katie Lang se negó a hacerlo, ordenando la salida de los prometidos. Para ello, llamó a la Oficina del Sheriff y desplegaron a más de una docena de agentes.

Después de la demanda, Lang tuvo que emitir una licencia matrimonial a la pareja, pese a sus objeciones religiosas. Sin embargo, Cato y Stapleton no retiraron la acusación.

"No lo harán hasta que tengan la seguridad de que la secretaria Lang emitirá licencias para todas las parejas, heterosexuales y del mismo sexo", explicó el abogado demandante, Jan Soifer.

Más--→ Debaten reconocimiento del matrimonio igualitario en EE.UU.

Por otro lado, la pareja reclama que la secretaria pague los costos derivados del proceso jurídico.

"Es un motivo de alegría que por fin hayan conseguido una licencia de matrimonio y puedan casarse en su condado natal, pero es una pena que hayan tenido que contratar abogados y presentar una demanda para que suceda", agregó Soifer. 

Contexto:

El Tribunal Supremo de Estados Unidos aprobó la semana pasada la legislación del matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el territorio nacional, con lo que queda anulada la potestad de cada estado de prohibir las uniones entre homosexuales.

La sentencia establece que los estados están obligados a conceder licencias de matrimonio a las parejas del mismo sexo, bajo la 14 Enmienda de la Constitución, que garantiza la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.