• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz de Venezuela explicó los detalles del caso Tumeremo.

El ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz de Venezuela explicó los detalles del caso Tumeremo. | Foto: @MIJPVenezuela

Publicado 18 marzo 2016

Autoridades venezolanas aseguran que esas organizaciones criminales se pelean el control político y económico de la zona minera, escudadas en acciones paramilitares. 

El ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz de Venezuela, Gustavo González López, explicó este viernes que dos organizaciones dedicadas a prácticas paramilitares están presuntamente vinculadas a los hechos punibles ocurridos en Tumeremo, estado Bolívar (sur), donde 17 personas fueron asesinadas.  

González López detalló que "de acuerdo con investigaciones de inteligencia, estos grupos mantienen vínculos con sectores políticos y financieros de la zona, y cuentan con al menos 15 sicarios".  

>>  Venezuela: descartan que víctimas en Tumeremo sean más de 17

Caso Tumeremo 

El ministro manifestó que dos testigos del suceso ofrecieron voluntariamente sus testimonios y se encuentran bajo protección. Aseguró que pruebas recabadas determinaron "vínculos de responsables de hechos con acciones paramilitares por control económico y político de zona minera".   

El asesinato de los mineros se produjo por enfrentamiento de cabecillas de organizaciones paramilitares quienes cobraban vacunas y extorsionaban a compradores y comerciantes de oro, encabezadas por Jamilton Ulloa y El Gordo Lizardo, identificados plenamente y buscados en todo el territorio venezolano. 

Entre las filas de la organización se encontraba Rosa Gil, quien fungía como operadora logística, capturada el 13 de marzo. 

González López señaló que hace pocas horas fue detenido Francisco Carache, alias Goliat, dedicado a reclutar personas en Tumeremo para trabajar en cinco minas. 

Buscan activamente a Carlos Alcorce, alias "Coco", encargado de compra de armas y práctica de otros oficios de la organización criminal.

Detalles: Jamilton Ulloa tenía a su mando cuatro colaboradores, tres han sido capturados y responden a los nombres de Luis Rueda, sobrino de Rosa Gil; Carlos y Manuel Balaguera, dueños de retroexcavadora adyacente a la mina Nuevo Callao, retenidos preventivamente.  
Yenni Ulloa, alias La Vacha, hermana del cabecilla paramilitar Jamilton Ulloa, se encuentra solicitada. Aún no han sido identificados alias Nardo, alias Coro, hermano de El Topo, y alias Morocho. 
También han sido solicitados cinco jefes de las minas identificados como Harry Ulloa, hermano de El Topo, Carlos Ortiz, alias Cara e' Niña. 
La estructura delictiva contaba con 18 sicarios encabezados por Edwin Toribio, alias Toribio, de nacionalidad colombiana.

Otra organización paramilitar 

El ministro reveló que la otra organización paramilitar operada por Alixandro González, alias El Gordo Lizandro, y José Zurita, alias El Potro, son cabecillas y están requeridos por la justicia venezolana por delitos de extracción minera ilegal, extorsión y secuestro. Ambos son apoyados por Coporo, también solicitado. 

Esta banda mantiene vínculos con sectores políticos, económicos y financieros de la zona minera y cuenta con 15 sicarios.

Detalles: Identificados cuatro sujetos de alta confianza de cabecillas de organización paramilitar: José Ruiz, alias Tita; Jhonangel Granados, alias Marihuana; Lisangel Romero alias El Gato; y José Ruiz, alias Qu, todos buscados activamente. 

Operación

Jamilton Ulloa organizó el asalto la madrugada del 4 de marzo, acompañado con entre 30 y 40 miembros del grupo criminal. Con armas largas emboscaron a las víctimas en la vía que conduce hacia la mina Atenas, a media hora de Tumeremo. 

González López afirma que paramilitares ejecutaron planificadamente el perfil de selección de víctimas que incluía artesanos mineros y cuota para mantenerlos como rehenes. 

"Uno de los testigos de nacionalidad colombiana y situación irregular en el país responde a alias La Vaca, identificado como víctima. El otro testigo se encuentra resguardado bajo código clave de la investigación. Testigos revelaron que sus captores comentaban 'tenemos dos faltan nueve'", explicó el ministro.

González López agregó que aportes de la investigación revelan que algunas personas fueron ajusticiadas. Bajo amenaza de muerte dos sobrevivientes trasladaron los cadáveres en un vehículo de carga hasta el sector Barro Largo, adyacente a la mina Nuevo Callao, donde fueron enterrados con apoyo de una máquina retroexcavadora. 

Posteriormente, cinco miembros de esta organización paramilitar trasladaron a los dos sobrevivientes hasta el fundo de Rosa Gil donde permanecieron un tiempo y luego se desplazaron hacia el sector minero Las Luisas.

Luego se movilizaron a pie hacia la montaña hasta el sector San José donde fueron liberados tras 10 días de cautiverio, aproximadamente, y gracias al cerco policial. 

El funcionario venezolano señaló que en el trabajo de inteligencia tecnológica y humana se determinó que en Tumeremo existe una red política económica que recibe fondos ilegales provenientes de actividad paramilitar. 

>> Concluye búsqueda de desaparecidos en estado Bolívar, Venezuela


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.