• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El presidente Nicolás Maduro ha denunciado el interés de la derecha de propiciar las condiciones que justifiquen una intervención extranjera en Venezuela.

El presidente Nicolás Maduro ha denunciado el interés de la derecha de propiciar las condiciones que justifiquen una intervención extranjera en Venezuela. | Foto: Voluntad Popular

Publicado 19 mayo 2016



La derecha solicita aplicar la Carta Democrática Interamericana contra Venezuela, señalada por el Gobierno como la forma de justificar una invasión.

El diputado venezolano Luis Florido sostuvo este jueves un encuentro con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para solicitar formalmente la aplicación contra Venezuela de la Carta Democrática Interamericana.

La Carta Democrática Interamericana es un mecanismo aplicado en el caso de que se produzca una ruptura del proceso político institucional democrático o del legítimo ejercicio del poder por un Gobierno democráticamente electo, en cualquiera de los Estados miembros de la organización.

Ese mecanismo ha sido señalado por el Gobierno venezolano como la forma de la derecha de justificar una invasión en el país. El vicepresidente venezolano Aristóbulo Istúriz aseguró el pasado miércoles que la oposición, en cohesión con la derecha internacional, "está buscando agredir al país porque quiere invadir y aplicar la Carta Democrática para justificar una invasión".

Por medio de un informe realizado por la directiva de la Asamblea Nacional venezolana, con mayoría de la derecha, piden al organismo internacional una reunión “inmediata del Consejo Permanente para realizar una apreciación colectiva de la situación y adoptar las decisiones que estimen convenientes”.

>> Participe en el foro: ¿A qué intereses obedece la alianza del secretario general de la OEA, Luis Almagro, con la oposición venezolana?

El dato: el presidente Nicolás Maduro ha denunciado los intentos de la derecha de propiciar una intervención extranjera.

Con la activación de este instrumento internacional, la oposición busca acordar la suspensión temporal de Venezuela del ejercicio de su derecho de participación en la OEA. Sin embargo, para que esto suceda se requiere el visto bueno de dos tercios de los Estados que conforman la Organización (34 países).

La misma práctica de sugerir reinterpretaciones para aplicar al Gobierno venezolano la Carta Democrática Interamericana fue utilizada en 2002 cuando la derecha, respaldada por sectores académicos vinculados al sistema interamericano, emprendió una campaña política y mediática de desestabilización para derrocar al entonces presidente Hugo Chávez.

Los diputados de derecha piden a la OEA “disponer de las gestiones diplomáticas necesarias, incluidos los buenos oficios” con Venezuela, sin embargo, señalan que si resultaren “infructuosas o si la urgencia del caso lo aconsejare” será necesario que se adopte la Carta Democrática para “dar soluciones que permitan una salida democrática a la crisis”.

Asimismo, Florido aludió al artículo 31 de la Constitución de Venezuela que establece que cualquier venezolano está en su derecho de “dirigir peticiones o quejas ante los órganos internacionales… con el objeto de solicitar el amparo a sus derechos”.

En contexto

En enero de 2016, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, advirtió al presidente Nicolás Maduro que la Carta Democrática Interamericana le obliga a actuar si se afecta el proceso político institucional del país. Estas advertencias han sido reiteradas por Almagro en numerosas ocasiones.

>> Almagro insiste en aplicar Carta Democrática contra Venezuela

Tras ello, el embajador venezolano ante la OEA, Bernardo Álvarez, afirmó que una supuesta actuación del secretario general -vía invocación de la Carta Democrática Interamericana- se convertiría en un intento de usurpar la autoridad y soberanía del Estado y en el desconocimiento de su Gobierno, hecho que sería rechazado.

Álvarez defendió que en Venezuela “no existe ninguna situación fáctica que encaje o se subsuma bajo los supuestos de hecho establecidos en la Carta” porque no existe una ruptura o alteración del orden constitucional.

>> Carta Democrática de la OEA va contra la soberanía de Venezuela


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.