• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La presidenta Rousseff llegó acompañada de varios políticos como Rui Costa y Marcelo Nilo.

La presidenta Rousseff llegó acompañada de varios políticos como Rui Costa y Marcelo Nilo. | Foto: atarde.uol.com.br

Publicado 16 junio 2016

En la agenda de la presidenta Dilma Rousseff en Salvador, estado de Bahía, Brasil, se tenía previsto un acto cultural en el Pelourinho, en protesta contra el gobierno interino de Michel Temer, sin embargo, fue cancelado debido a la lluvia.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, separada de su cargo por 180 días, recibió este jueves el título de Ciudadano de Bahía en la Asamblea Legislativa de ese estado (AL- BA).

>> EE.UU. y el dinero para el impeachment contra Rousseff

Rousseff expresó que "recibir este título es un honor" y añadió que tiene la obligación de defender y honrar los votos recibidos por Bahía.

"Bahía es una tierra que tiene una tradición de lucha por la soberanía del país ", en referencia a la venidera celebración del 2 de julio, que marca la independencia de ese estado brasileño.

El acto fue presidido por el presidente de la Asamblea Legislativa, Marcelo Nilo.

Dato: Bahía es una de las 27 unidades federativas de Brasil, es el estado brasileño con mayor número relativo de negros y mulatos y el que posee mayor influencia de la cultura africana.

En las afueras de la Asamblea Legislativa manifestantes expresaron su apoyo a Rousseff y rechazaron al presidente interino Michel Temer y sus política neoliberales.

Dilma Rousseff está de gira por el noreste del país brasileño. El pasado miércoles 15 asistió a una audiencia pública en João Pessoa (PB) y el viernes 17 se presentará en Recife (PE) para un acto "en defensa de la democracia y en contra del golpe".

El título de la Ciudadanía de Bahía fue aprobado en 2011 y fue propuesto por el líder de la bancada del Partido de los Trabajadores (PT) en la Asamblea, el diputado Rosemberg Pinto.

>> Dilma Rousseff responderá al Tribunal de Cuentas en 30 días

En contexto

Luego de ser discutido en la Cámara Baja y en el Senado de Brasil, el proceso de juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff fue aprobado el pasado 12 de mayo y, desde entonces, la dignataria permanece separada de su cargo para enfrentar a la justicia y presentar sus alegatos.

Rousseff debe permanecer alejada del cargo por un lapso no mayor a 180 días, durante el cual una comisión de 21 senadores, con base en el calendario ya establecido, escuchará los testimonios de la parte acusadora y de la defensa para elaborar un informe final con las conclusiones del caso.

Durante este tiempo, los denunciantes deberán presentar las pruebas que vinculen a la jefa de Estado con la supuesta violación de normas fiscales y crimen de responsabilidad, evidencias que nunca fueron entregadas ni en la Cámara Baja ni en el Senado y que, paradójicamente, no fueron necesarias para la aprobación del impeachment.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.