• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Luiz Alberto de Vianna sostiene que el impeachment no responde únicamente a intereses internos.

Luiz Alberto de Vianna sostiene que el impeachment no responde únicamente a intereses internos. | Foto: AmerSur.org

Publicado 16 junio 2016





El politólogo expresó que la estrategia del país norteamericano es seguir consolidando su hegemonía sobre América Latina.

Estados Unidos (EE.UU.) tiene poderosos intereses que lo llevaron a gestar, o al menos a participar en el golpe jurídico-parlamentario que se realizó en contra de la presidenta constitucional y electa por voto popular, Dilma Rousseff.

Así lo denunció el politólogo Luiz Alberto de Vianna Moniz Bandeira.

>> Dilma Rousseff responderá al Tribunal de Cuentas en 30 días

“Ese golpe debe ser entendido dentro de un contexto internacional en el que Washington trata de recomponer su hegemonía sobre América del Sur, al punto de negociar con el gobierno de Mauricio Macri la instalación de dos bases militares en regiones estratégicas de Argentina”, apuntó Moniz Bandeira, para quien esto último implicaría una mayor infiltración de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en América del Sur y con ello el fin de la existencia del Atlántico Sur como zona de paz.
Estados Unidos quiere instalar dos bases militares, una en Ushuaia y otra en la Triple Frontera, de Argentina. Sputnik.

>> ¿Juicio político o golpe de Estado contra Dilma Rousseff?

Así pues, el politólogo indicó que el juicio político contra Rousseff no se debió a un hecho aislado ni se limita a intereses internos del país. Por el contrario, “mucho dinero corrió en la campaña por el impeachment”, sobre todo del capital financiero internacional de Wall Street y Washington, quienes apostaron por nutrir la crisis política e institucional de Brasil para agudizar la lucha de clases en el país.

En este sentido, el juez Sergio Moro y el procurador general Rodrigo Jano, "son el mayor ejemplo de la influencia de los EE.UU. en la situación del país suramericano, por la forma en cómo ambos se conducen con respecto a la operación anticorrupción Lava Jato, puesto que pareciera que estuvieran al servicio de intereses extranjeros", señaló el analista. 

Respecto al gobierno provisional de Michel Temer, Moniz Bandeira subrayó que precisamente el hecho de que éste actúe como si su gerencia fuera definitiva, cambiando toda la política de Rousseff, pone de manifiesto la farsa montada para encubrir un golpe de Estado. No obstante, advirtió que la impopularidad y la falta de legitimidad de Temer impedirán que llegue hasta 2018, “porque no satisface ni a griegos, ni a troyanos".

>> Caso Petrobras: Temer solicitó financiamiento ilícito para campaña electoral

En contexto
Luego de que la Cámara Baja y el Senado de Brasil lo debatieran, el proceso de juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff fue aprobado el pasado 12 de mayo y, desde entonces, la dignataria permanece separada de su cargo para enfrentar a la justicia y presentar sus alegatos.
Por un lapso no mayor a 180 días, una comisión de 21 senadores escucha los testimonios de la parte acusadora y de la defensa para elaborar un informe final con las conclusiones del caso. Si Rousseff es declarada inocente, podrá regresa a su cargo. Si es culpable, será destituida e inhabilitada políticamente por ocho años.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.