• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Tras recibir la orden de detención el funcionario irlandés empezó a sentirse mal y tuvo que ser trasladado a un hospital.

Tras recibir la orden de detención el funcionario irlandés empezó a sentirse mal y tuvo que ser trasladado a un hospital. | Foto: Irishtimes

Publicado 17 agosto 2016

Pat Hickey es sospechoso de participar en la venta ilegal de boletos para la ceremonia inaugural de los JJOO Río 2016 por un valor de hasta 8 mil dólares.

La policía de Río de Janeiro detuvo este miércoles al presidente del Comité Olímpico de Irlanda (OCI, por su sigla en inglés), Pat Hickey, sospechoso de participar en una red de venta ilegal de entradas para las competencias de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Hickey, quien también es miembro del Comité Olímpico Internacional (COI), fue detenido en horas de la mañana en el lujoso Hotel Windsor Marapendi, donde se hospedan la mayoría de los delegados del COI durante los juegos.

>>CPI excluye a la selección rusa de los Juegos Paralímpicos 2016

La detención se produce días después de que una persona fuera arrestada con 800 entradas ilegales.

Se conoció que al momento de luego de ser aprehendido, el funcionario intentó escapar. Además los medios señalan que posteriormente presentó malestar de salud y tuvo que ser trasladado a un hospital.

A través de un comunicado, la policía detalló que el dirigente deslizó su acreditación por debajo de la puerta y se escondió en la habitación contigua, donde estuvo alojándose su hijo hasta hace unos días.

Hickey es señalado de permitir la venta de boletos adjudicados por el COI a ejecutivos, deportistas, familiares de atletas y patrocinadores, tickets que no debían ser vendidos al público sin previa notificación.

Según señalan los medios, la máxima autoridad olímpica permitió la venta de entradas para la ceremonia inaugural de los JJOO por un monto mayor a los 8 mil dólares, pero ninguno de los compradores de esos boletos pudo asistir al estadio de Maracaná, donde tuvo lugar el evento. 

El Comité Olímpico de Irlanda contrató a la empresa Pro 100 para vender entradas en el país y los boletos fueron transferidos a la firma THG, que está siendo investigada.

La compañía fue responsable de la venta oficial de las entradas en los Juegos Olímpicos de 2012, pero no tenía autorización para vender boletos en los Juegos de Río de Janeiro.

>>TAS ordena readmisión de la atleta Daria Klíshina a los JJOO

En contexto
Pat Hickey es jefe del Comité Olímpico de Irlanda desde 1989 y miembro del COI desde 2005.
La semana anterior, el OCI indicó a través de su página web que "absolutamente no hay nada que sugiera alguna conducta poco ética o irregular" del organismo o de alguno de sus miembros.
El arresto de Pat Hickey se vincula con la detención del director de la compañía de THG Sports, Kevin James Mallon, que se efectuó el día de la inauguración.
Acusado de participar en una red internacional de reventa de entradas de manera ilegal, Mallon fue detenido el 5 de agosto, y le fueron encontradas más de mil entradas de máxima categoría de los juegos.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.